jueves, 20 de octubre de 2016

Argentina: Brutal asesinato de una joven en Mar del Plata provoca repudio global....Miles de mujeres marchan contra feminicidios y violencia machista...."¡Ni una menos", claman en multitudinarias protestas en Argentina....También hubo manifestaciones en países de AL, España y Francia.....por Stella Calloni/ La Jornada



Buenos Aires.

Bajo una lluvia torrencial y reclamando: ¡Ni una menos, con vida las queremos!, transcurrieron las históricas y multitudinarias marchas de mujeres, acompañadas por organismos humanitarios, movimientos sociales y políticos, en esta capital, en las ciudades provinciales y en Mar del Plata, después del Paro Nacional de Mujeres, que abandonaron durante una hora sus lugares de trabajo en protesta por el incremento de femicidios en Argentina y la violencia machista.

De acuerdo con las organizadoras de la jornada de protesta, en el llamado miércoles negro miles de mujeres participaron en más de 130 lugares en el país y el mundo, y agradecieron con emoción: La convocatoria, que empezó en Argentina, en menos de una semana se multiplicó en Latinoamérica y en el mundo.

La protesta tuvo eco en Chile, Bolivia, México, Estados Unidos, Uruguay, Honduras, Paraguay, Ecuador, Colombia, Costa Rica, El Salvador y Guatemala, así como en tres ciudades de España –Alicante, Barcelona y Madrid– y en Francia.

A las 13 horas –tiempo local– miles de mujeres, la mayoría vestidas de negro, dejaron su escritorio, su lugar de trabajo, las redacciones de los diarios, los noticiarios de televisión y la radio para cumplir el paro nacional de una hora, el primero en la historia de Argentina y el mundo en rechazo a la violencia de género.

El brutal asesinato de una joven de 16 años en Mar del Plata, víctima de violación y empalamiento, fue la gota que desbordó un vaso cargado de horrores. El crimen se perpetró cuando se realizaba en la ciudad de Rosario, Santa Fe, el Encuentro de Mujeres, que culminó con una manifestación en la que participaron más de cien mil asistentes y fue reprimida por la policía.

Datos oficiales señalan que cada 24 horas una mujer es asesinada por violencia de género en Argentina y cada segundo otra llama para solicitar ayuda, que lamentablemente siempre llega tarde a pesar de la lucha de años recientes, mediante la cual se incorporó al código penal el delito de feminicidio.

Sólo en 17 días de octubre el feminicidio se cobró 19 víctimas: la joven Lucía, asesinada en Mar del Plata; Viviana; Beatriz, de 22 años, se encontró su cuerpo dentro de una caja; Natalia, 41 años, muerta a puñaladas en su automóvil; Vilma, 86 años, estrangulada por su marido; Samantha, 22 años, ultimada por su pareja; Alejandra, 49 años, quemada por su esposo. Doce feminicidios en 10 días.

¿Seguimos con la lista o paramos de una vez?, se preguntaban en la convocatoria. Y la respuesta fue: Nosotras paramos, para dejar claro que el machismo mata, pero la inacción del Estado también. Si somos suficientes las que alzamos la voz, podemos persuadir al presidente, el derechista Mauricio Macri, que habilite inmediatamente el presupuesto específico para poner en marcha el sistema de alerta de protección a mujeres en riesgo.

En las calles se escucharon centenas de testimonios de víctimas de violencia de género y también lo que sucede en el plano económico, con salarios más bajos que los hombres y otros temas que marcan la enorme desigualdad que existe en la sociedad y en el tratamiento que policías y jueces dan a las víctimas de este tipo de violencia. Se denunció también que los autores de esos crímenes no pierden la patria potestad y muchos niños son entregados a los asesinos de sus madres cuando salen libres.

En este contexto se conoció una reforma propuesta por el gobierno de Macri al Congreso, que desaparece la Unidad Fiscal Especializada en Violencia de Género, entre otras similares. Durante el debate del martes en el pleno de las comisiones de Justicia y Legislación Penal, los diputados de izquierda y el Frente para la Victoria denunciaron que la iniciativa no mencionaba a las unidades fiscales de violencia contra la mujer, en el caso de la Asociación Mutual Israelita-Argentina y la especializada en casos de apropiación de niños durante el terrorismo de Estado en la pasada dictadura (1976-1983).

Esto sucede en el contexto del intento de debilitar a la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, sobre quien se ejerce fuerte presión oficial para que renuncie, a pesar de su prestigio y de que su cargo es permanente, similar al de los magistrados de la Corte Suprema.

La violencia de género se expresa en la persecución política, y en la marcha de ayer miles de fotos de la dirigente social Milagro Salas, presa política de este gobierno desde enero pasado en la provincia de Salta, fueron el símbolo de la situación.


En México exigen castigar a los culpables

De la Redacción

La noticia del asesinato de la adolescente Lucía Pérez en Argentina llegó a México y encendió una mecha que quizá nunca se apague. Aquí desde hace 23 años se habla de feminicidio, en los tres lustros recientes han matado a más de 26 mil mujeres, según cifras oficiales. Se han realizado marchas, protestas y plantones, y los crímenes no disminuyen ni se castigan. Ahora las féminas realizaron una huelga.

Ayer las que pudieron y supieron de esta acción suspendieron sus actividades para exigir alto a la violencia contra ellas, contra otras. La mayoría de quienes se unieron al paro acudieron a plazas públicas o monumentos para expresar su enojo e indignación. Grupos feministas se manifestaron en la Ciudad de México y en las capitales de Chiapas, Oaxaca, Morelos y Aguascalientes, entre otros estados.

México fue el primer país en solidarizarse con el paro convocado por mujeres en Argentina, señaló Karen Padilla, de Iniciativa Feminista, quien impulsó la convocatoria en este país. Sabemos de la violencia machista que asesinó a Lucía. Vivimos en el caldo de cultivo idóneo: discriminación e impunidad, lamentó en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

En la plaza de la catedral de San Cristóbal de Las Casas, Mercedes Olivera, del Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, afirmó: no devolvemos con odio hacia los hombres este problema (la violencia de género), pues consideramos que tiene raíces en el sistema político y social que padecemos y que deshumaniza a hombres y mujeres. E instó a que los hombres se den cuenta del problema y participen en la campaña contra la violencia para acabar con la misoginia.

Michel Domínguez sostuvo que este año se han perpetrado en Chiapas 40 feminicidios y dos transfeminicidos. También hubo movilizaciones en Tuxtla Gutiérrez y Tapachula.

En la capital de Oaxaca unas 50 mujeres exigieron a los tres niveles de gobierno y a la sociedad que detengan las agresiones en su contra. Frente al templo de Santo Domingo de Guzmán corearon: ¡Verga violadora, a la licuadora!, y dijeron que temen por sus vidas, no sólo en las zonas consideradas peligrosas por las autoridades, sino en todo lugar.

Amas de casa, profesionistas y estudiantes de la asociación civil Bianni Luu Neeza protestaron en el parque central Ixtepec, Oaxaca, y exigieron castigar a los asesinos de mujeres. La organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca aseguró que se han registrado 550 feminicidios en el estado de 2012 –cuando empezó el gobierno de Gabino Cué– a la fecha.

En Cuernavaca, Morelos, unas 50 integrantes de organizaciones sociales y de derechos humanos se sumaron a la jornada continental contra el feminicidio. En Aguascalientes, más de 30 mujeres, acompañadas por tres hombres, marcharon por la avenida Madero, en el centro de la capital, hasta la Plaza de la Patria.

Testimonios contra la violencia

En la capital del país muchas mujeres empezaron el paro en el Ángel de la Independencia y otras lo terminaron ahí. A las 11 de la mañana llegaron grupos de alumnas y catedráticas de las universidades Autónoma de la Ciudad de México y del Claustro de Sor Juana.

Vestidas de negro, bajo intenso sol, expresaron sus reclamos. Estoy aquí porque mataron a mi hija. Yo, porque me salvé de ser asesinada. Yo, porque tengo miedo al salir temprano de casa y luego volver a ella. Yo, porque estoy harta de la violencia en mi hogar. A mí me fastidia que el Estado nos está dejando morir; todas desde niñas sufrimos acoso sexual.

Luego de cerrar la circulación varias veces, marcharon hasta el Palacio de Bellas Artes. Ahí culminó la primera parte de la protesta. A las 5 de la tarde empezó la última concentración en el Monumento a la Revolución y de ahí marcharon hacia el Ángel la Independencia. En la vanguardia iba la Vultucada, un grupo de mujeres con tambores que suelen poner ambiente a las protestas con canciones contra el machismo.

En las redes sociales el hashtag #NiUnaMás se mantuvo como uno de los principales durante varias horas.



vía:
http://www.jornada.unam.mx/2016/10/20/politica/007n1pol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2