domingo, 16 de julio de 2017

España: Actes de commemoració del 19 de juliol a Barcelona...CNT

El 19 de juliol de 1936 es va produir un ACTES DE COMMEMORACIÓ DEL 19 DE JULIOL A BARCELONA esdeveniment de vital rellevància històrica a la ciutat de Barcelona. El poble, prèviament organitzat i preparat, es va enfrontar a les tropes franquistes i pràcticament sense ajuda i sense l’armament adequat les va derrotar, donant lloc a l’inici d’una de les revolucions de més trascendentals de la història del moviment obrer. La ciutat de Barcelona va passar a mans de les treballadores. Es van col·lectivitzar fàbriques i tallers, i indústries senceres van passar a gestionar-se per mitjà d’assemblees de treballadors. Es van crear milícies d’obrers que van anar a combatre a les tropes franquistes a nombrosos indrets del territori sublevat, alliberant pobles sencers que decidien convertir-se en col·lectivitats agràries. En alguns llocs es va abolir completament el govern, els diners i la propietat privada, proclamant-se el comunisme llibertari. I tot va començar en els nostres propis barris.
El paper de la CNT en aquest procés revolucionari va ser imprescindible. Per això no podem deixar de recordar-ho com un exemple de la capacitat d’una classe treballadora forta, unida i ferma en les seves conviccions.
Per tot això, des de la CNT de Barcelona hem organitzat un seguit d’actes en els quals, al mateix temps que recordem les gestes dels nostres avantpassats, exposarem la vigència dels plantejaments que les van inspirar. Aquests actes consistiran en el següents:
Dissabte 15 de juliol:
12: 00h Concentració per la llibertat dels anarcosindicalistes represaliats (Pl. Catalunya, davant d’El Corte Inglés).
13: 30h dinar popular
16: 30h xerrada sobre la Revolució al Kurdistán a càrrec d’Azadí, Plataforma en Solidaritat amb el Poble Kurd.
18: 00h espectacle de titelles a càrrec de la companyia “Títeres desde Abajo”.
19: 30h actuació del cor llibertari “CorCó d’ALPS”.
(Totes les activitats (excepte la concentració) de la tarda tindran lloc a l”Hort del Xino, C / Reina Amàlia 11, barri del Raval)
Dimecres 19 de juliol:
18: 00h ruta històrica per la Barcelona Revolucionària (parada de Metro Sant Antoni L2).
20: 00h Concert de Juan de Diego Trio, presentant un treball basat en el llibre “El Curt Estiu de la Anarquia” (Solar de “Salvem les Drassanes”, Pl. Blanquerna, Drassanes L3)
Us hi esperem! Visca la Barcelona Anarquista!

El 19 de Julio de 1936 se produjo un acontecimiento importantísimo en la ciudad de Barcelona. El pueblo, previamente organizado y preparado, se enfrentó a las tropas franquistas y prácticamente sin ayuda y sin armamento adecuado las derrotó, dando lugar al inicio de una de las revoluciones de mayor calado en la historia del movimiento obrero. La ciudad de Barcelona pasó a manos de las/os trabajadoras/es. Se colectivizaron fábricas y talleres. Industrias enteras pasaron a gestionarse por medio de asambleas de trabajadores. Se crearon milicias de obreros que partieron a combatir a las tropas franquistas en numerosos lugares del Estado, liberando pueblos enteros que decidían convertirse en colectividades agrarias. En algunos lugares se abolió completamente el gobierno, el dinero y la propiedad privada, proclamándose el comunismo libertario. Y todo empezó en nuestros propios barrios.
El papel de la CNT en este proceso revolucionario fue imprescindible. Por ello no podemos dejar de recordarlo como un ejemplo de la capacidad de una clase trabajadora fuerte, unida y firme en sus convicciones.
Por todo ello, desde la CNT de Barcelona hemos organizado una serie de actos en los que, al mismo tiempo que recordamos las gestas de nuestros antepasados, expondremos la vigencia de los planteamientos que las inspiraron. Dichos actos consistirán en lo siguiente:
Sábado 15 de julio:
12:00h Concentración por la libertad de los anarcosindicalistas represaliados (Pl. Catalunya, delante de El Corte Inglés).
14:00h dinar popular
16:30h charla sobre la Revolución de Rojava.
18:00h espectáculo de títeres a cargo de la compañía “Títeres desde Abajo”
19:30h actuación de coral de canciones revolucionarias
(Todas las actividades de la tarde tendrán lugar en l’L’Hort del Xino, C/ Reina Amalia 11, barri del Raval)
Miércoles 19 de julio:
18:00h ruta histórica por la Barcelona Revolucionaria (parada de Metro Sant Antoni L2).
20:00h Concierto de Juan de Diego Trio, presentando un trabajo basado en el libro “El Corto Verano de la Anarquia” (Solar de “Salvem les Drassanes”, Pl. Blanquerna, Drassanes L3)
CNT Barcelona

Indignado: El miedo a la libertad - Luigi Fabbri

La aberración de los que ven la salvación de la revolución en la dictadura, después de haber hecho durante una larga serie de años de la causa del socialismo también una causa de libertad, no es distinta de la aberración de aquellos revolucionarios que, al estallar la primera guerra mundial, vieron comprometidos de repente la libertad y el socialismo, no tanto por la guerra en sí, como por la amenaza de victoria de una de las partes beligerantes.

En realidad estos últimos estaban nuevamente ofuscados después de casi un siglo de experimentos, por la ilusión democrática, y confiaban de nuevo a la democracia burguesa una misión salvadora. Los partidarios de la dictadura proletaria caen en un error semejante, creyendo traer un remedio al sustituir la más o menos enmascarada dictadura burguesa por aquella de los representantes de los trabajadores. Y a nosotros, que afirmamos que se debe dejar que la revolución se desencadene con el máximo posible de libertad, dejando el camino abierto a todas las iniciativas populares, nos responden con una cantidad de objeciones, que pueden ser resumidas en un sentimiento único, que por lo demás no son capaces de confesar ni siquiera a sí mismos: el miedo a la libertad. Después de haber exaltado al proletariado ahora lo reputan en lo íntimo de su pensamiento incapaz de administrar por sí propio sus intereses y piensan en el nuevo freno que será necesario ponerle para guiarlo «por la fuerza» hacia la liberación.

Hacen como el enfermo que debía sufrir una operación y fue el más audaz, aun contra los médicos, en sostener que la operación se imponía, en desearla, en apresurar los preparativos con la esperanza de curar; y después, en el último momento, se niega y prefiere una inyección de morfina que calma por el momento el dolor, da la ilusión pasajera del mejoramiento, pero deja intacto el mal y el peligro de la muerte. Tiene una porción de escrúpulos, de temores y todas sus objeciones son dirigidas a retardar el momento del acto operatorio, que sería el acto de su verdadera curación. 

Pretextos intelectuales para la dictadura

Todas las objeciones que presentan los partidarios de la dictadura giran en torno a este principal argumento: de la incapacidad de la clase obrera para gobernarse por sí misma, para sustituir a la burguesía en la administración de la producción, para mantener el orden sin el gobierno; es decir, le reconocen sólo la capacidad de elegir representantes y gobernantes. Naturalmente, no declaran este concepto con nuestras mismas palabras; antes bien, lo enmascaran a sí mismos más celosamente que a los otros con razonamientos teóricos diversos. Pero su preocupación dominante es ésta: que la libertad es peligrosa, que la autoridad es necesaria para el pueblo, así como los ateos burgueses dicen que la religión es necesaria para no desviarse del buen camino.

Puede suceder, en efecto, que la autoridad se haga necesaria, pero no porque sea algo «natural» y porque no se pueda pasar sin ella, sino por el hecho de que el pueblo se ha habituado a considerarla indispensable; porque en lugar de enseñársele a obrar por sí y las formas cómo podría por su propia cuenta resolver las dificultades, se le mantiene sobre este punto en las tinieblas, más bien se le oculta la verdad, y para tenerlo más sometido se le muestra todo fácil; porque se le enseña desde ahora que, apenas sacudido el yugo actual, deberá crearse inmediatamente un nuevo gobierno que se ocupará de pensar cómo debe dirigir y atender todo más tarde.

Aquellos que hablan de la dictadura como de un mal necesario en el primer período de la revolución —en el cual, por lo contrario, sería necesario un máximo de libertad—, no advierten que ellos mismos contribuyen a hacerla necesaria con su propia propaganda. Muchas cosas se hacen inevitables a fuerza de creerlas y de quererlas como tales; en realidad, las creamos nosotros mismos. Así sucede con la dictadura, que los marxistas están preparando con su propaganda, en lugar de estudiar la posibilidad de evitar este mal, esta preventiva amputación de la revolución. Ellos no encaran por completo el problema, precisamente porque no tienen bastante fe en la libertad, porque, al contrario, apoyan toda su fe en la autoridad. Por consiguiente, no pueden resolver el problema. Lo resolvemos, sin embargo, nosotros, los anarquistas, que vemos en la libertad el mejor medio para la revolución: para hacerla, para vivirla y para continuarla.

El temor al desorden, al desencadenamiento de las pasiones, al florecimiento de los egoísmos, a los desahogos de la brutalidad, de la indisciplina y de la negligencia, etc., fue siempre el pretexto con que se ha justificado toda tiranía y combatido toda idea de revolución.

¡Es curioso que algunos socialistas encuentren justamente en este hecho una justificación de sus ideas dictatoriales! Se desarrolla en sustancia este concepto: que también la burguesía hizo su revolución imponiendo la dictadura, que en realidad vivimos bajo la dictadura burguesa, que la burguesía, para hacer la guerra, acentuó su centralización dictatorial, etc., y que por eso también el proletariado tiene derecho a hacer lo mismo. Que tenga derecho frente a la burguesía, es decir, que la burguesía sea la menos autorizada para escandalizarse ante la idea de una dictadura proletaria, puede ser un argumento justo; antes bien, agregaríamos nosotros, que la burguesía hace mal en alarmarse, aun desde su punto de vista, porque peor suerte le reservaría una revolución verdaderamente libre de toda traba gubernamental. Pero que el proletariado tenga interés en recurrir a la dictadura, esto es harina de otro costal.

El ejemplo de que haya servido a la burguesía no prueba nada; antes bien, prueba lo contrario. La revolución social no puede tener la misma orientación que la burguesía; y además, una cosa es revolución y otra la guerra. No todos los medios que son buenos para la guerra o para una revolución burguesa, son buenos para una revolución social. La centralización autoritaria de la dictadura es un medio totalmente perjudicial, en cuanto es el más adecuado para transformar una revolución social en revolución exclusivamente política —en especial al quitar al pueblo la iniciativa de la expropiación inmediata— vale decir preparar, desde el punto de vista proletario y humano, el mismo fracaso de las revoluciones precedentes.

Esas revoluciones, que sin embargo fueron hechas especialmente por el pueblo, el cual era también entonces impulsado por un deseo de liberación completa y de igualdad no solamente política, terminaron en el triunfo de una clase sobre otras, justamente porque la dictadura llamada revolucionaria preparó e hizo posible tal triunfo. Si la burguesía la empleó fue precisamente para sofocar la revolución, porque tenía interés en ello. El proletariado tiene, al contrario, un interés opuesto, es decir, que la revolución no sea sofocada, sino que realice su curso completo. La dictadura, por lo tanto, iría contra su interés.

Es verdad que una dictadura proletaria y revolucionaria podría también trastornar, arruinar y anular los privilegios actuales de la burguesía; pero ya que, debiendo ser limitada en sus componentes, sería siempre la dictadura de algunos partidos o de algunas clases, se vería inclinada no a destruir todo gobierno de partido y toda división de clases, sino a sustituir el gobierno actual por otro, el actual dominio de clase por otro de clase también. Y naturalmente, como la existencia de un gobierno implica la existencia de súbditos, la existencia de una clase dominante significa la existencia de otras clases dominadas y explotadas. Sería el mismo perro con diferente collar.
Chaleco de fuerza para la revolución
No somos profetas ni hijos de profetas y no podemos prever el modo como todo esto podrá acontecer. Pero reclamamos la atención de los lectores, y en especial de los socialistas, sobre este hecho: que el proletariado no es una clase única y homogénea, sino un conjunto de categorías diversas, de algunas especies de subclases, etc., en medio de la cual hay más o menos privilegiados, más o menos evolucionados y aun algunos que son, en cierto modo, parásitos de los otros. Hay en esa clase minorías y mayorías, divisiones de partido, de intereses, etc. Hoy todo esto se advierte menos, porque la dominación burguesa obliga un poco a todos a ser solidarios contra ella; pero el hecho es evidente para quien estudie de cerca el movimiento obrero y corporativo. Ahora bien, la dictadura proletaria, que seguramente iría a pasar a manos de las categorías obreras más desarrolladas, mejor organizadas y armadas, podría dar lugar a la constitución de la clase dominante futura, a la cual ya le agrada llamarse a sí misma élite obrera, para daño no solamente de la burguesía, simplemente destronada en las personas de sus miembros, sino también de las grandes masas menos favorecidas por la posición en que se encuentran en el momento de la revolución.

Se constituirá de seguro otra clase dominante —podría más bien llamarse una casta, muy semejante a la actual casta burocrática gubernamental, a la cual justamente sustituiría— integrada por todos los actuales funcionarios de los partidos, de las organizaciones, de los sindicatos, etc. Además, la dictadura tendría también, junto con el gobierno central, sus órganos, sus empleados, sus ejércitos, sus magistrados, y éstos, junto con los funcionarios actuales del proletariado, podrían precisamente constituir la máquina estatal para el dominio futuro, en nombre de una parte privilegiada del proletariado y aliada a ella. La cual, naturalmente, cesaría de ser, en los hechos, «proletariado» y se volvería más o menos (el nombre importa poco) lo que en realidad es hoy la burguesía. Las cosas podrían ocurrir diversamente en los detalles; podrían también tomar otra orientación, pero sería parecida a ésta y tendría los mismos inconvenientes. En líneas generales, el camino de la dictadura no puede conducir la revolución más que a una perspectiva de este género, es decir, a lo contrario de la finalidad principal del anarquismo, del socialismo y de la revolución social.

Tan erróneo es decir que se quiere la dictadura para la revolución como que se la desea para la guerra. Que se la quiera para la guerra que la burguesía y el Estado hacen con la piel de los proletarios, es natural. Se trata de hacer la guerra por la fuerza, de hacer combatir por la fuerza a la mayoría del pueblo contra sus propios intereses, contra sus ideas, contra su libertad, y es natural que para obligarlo se necesite un verdadero esfuerzo violento, una autoridad coercitiva, y que el gobierno se arme de todos los poderes en su contra.

Pero la revolución es otra cosa: es la lucha que el pueblo emprende por su voluntad (o cuya voluntad es determinada por los hechos) en el sentido de sus intereses, de sus ideas, de su libertad. Es preciso, por consiguiente, no refrenarlo, sino dejarlo libre en sus movimientos; desencadenar con entera libertad sus amores y sus odios, para que brote el máximo de energía necesaria para vencer la oposición violenta de los dominadores.

Todo poder limitador de su libertad, de su espíritu de iniciativa y de su violencia sería un obstáculo para el triunfo de la revolución; la cual no se pierde nunca porque se atreva demasiado, sino sólo cuando es tímida y se atreve muy poco. 

Los temidos «excesos revolucionarios»

El temor al desorden y a sus consecuencias es una superstición infantil, como el temor a caerse del niño que hace poco aprendió a caminar.
Ninguna revolución está exenta de desorden, por lo menos en sus comienzos. Aun en las revoluciones más suaves, más educadas y más burguesas no se pudo evitar; ni se lo evitará en una revolución social, que sacude completamente y desde su base a la sociedad. Pero ciertamente, para que la vida sea posible, es preciso que un orden se establezca cuanto antes. Pero el problema que se presenta no es el de un nuevo gobierno, sino el de saber qué es lo más apropiado para restablecer el orden, cómo se puede establecer un orden mejor: un gobierno más o menos dictatorial o bien la libre iniciativa popular.

Los marxistas optan por un gobierno revolucionario; nosotros, al contrario, creemos que el gobierno, peor aún si es dictatorial, será un elemento más de desorden, puesto que establecerá un orden artificial y nunca de acuerdo a las tendencias y a las necesidades de las masas. Estas por el contrario, a través de las propias instituciones libres podrán bastante mejor y más ordenadamente proceder por vía directa, desde ellas mismas, a organizarse en forma tal que quede asegurado el «orden» necesario, es decir, el orden libre y voluntario, no el artificial y oficial que los gobiernos mandan e imponen desde arriba.

Este orden en el desorden ha sido visto y admirado en casi todas las revoluciones y durante los períodos de conmociones populares. A menudo se notó, en tales períodos, una enorme disminución de los fenómenos de delincuencia común. Cuando desaparecen los esbirros y el gobierno es inexistente, se puede decir que el pueblo asume por sí mismo la responsabilidad del orden, no por delegación de terceros, sino directamente, en todo lugar, con los medios y personas de que localmente dispone. Algunas veces, sin embargo, va también más allá de los límites, como cuando, en 1848, fusilaba aun a cualquier mísero ladrón inconsciente detenido in fraganti.

Este espíritu de orden del pueblo ha sido advertido por todos los historiadores en los períodos inmediatamente sucesivos a las insurrecciones, cuando el viejo gobierno había sido derrumbado y reducido a la impotencia y el nuevo no había sido creado todavía o era aún demasiado débil. Esto se vio en los meses más desordenados, que los historiadores burgueses llaman de anarquía, de la revolución de 178993, tanto en la ciudad como en el campo; así también en las diversas revoluciones europeas de 1848 y después en la Comuna de 1871. El desorden vino más tarde, con el retorno de un gobierno regular, fuera éste el viejo o el nuevo. Aunque hayan ocurrido siempre inconvenientes, como es natural, jamás los hubo en los períodos «anárquicos» de tal magnitud como aquellos que se han debido deplorar luego con el retorno del «orden» impuesto por un gobierno cualquiera.

No hay, por otra parte, que bautizar como excesos revolucionarios, como desórdenes, ciertos actos de violencia contra la propiedad y las personas, que son verdaderos y propios episodios de la revolución, inseparables de ésta, por medio de los cuales y a través de los cuales toda revolución se realiza. La revolución del 89, por ejemplo, es inconcebible sin el ahorcamiento de los acaparadores y de los causantes del hambre del pueblo, sin el incendio de los castillos, sin las jornadas de Setiembre, sin los llamados excesos de Marat, de los hebertistas, etc. Esta especie de desorden es totalmente inevitable antes de alcanzar el orden nuevo que a nosotros nos importa; es preciso, por lo tanto, dejarle toda la libertad para manifestarse y para desarrollarse. Bastante más perjudicial sería querer detenerlo, como sería perjudicial oponer un dique a un torrente cuyas aguas, obstaculizadas en su curso natural se verterían en turbión para arruinar los campos vecinos; mientras que dejándolas proseguir libremente su curso llegarían antes a la llanura, donde proseguirían su camino hacia el mar, siempre con la más grande tranquilidad.

El pueblo ha mostrado esa misma capacidad de orden en todas las revoluciones, aun en un sentido positivo, es decir como espíritu de organización para la satisfacción de aquellas múltiples necesidades que aún en tiempos revolucionarios tienen su imprescindible imperativo categórico. «Es preciso no haber visto nunca en obra al pueblo laborioso; es preciso haber tenido toda la vida la nariz metida en los infolios y no conocer nada del pueblo para poder dudar de él; hablad al contrario, del espíritu de organización de ese gran desconocido que es el Pueblo a aquellos que lo vieron en París en los días de las barricadas o en Londres, durante la gran huelga de los docks de 1887, cuando debía sostener un millón de hambrientos, y os dirán cuán superior es a todos los burócratas de nuestras administraciones». 

Ni espontaneísmo ni uniformización

Sin embargo, no hay que caer en el optimismo excesivo de Kropotkin, que conduciría a dejarse arrastrar por la corriente, a no tener casi necesidad de pensar antes de obrar.

Es preciso plantear, primeramente los problemas de la acción y de la producción, preparando los ánimos, las voluntades, los instrumentos adecuados a la futura iniciativa popular, para que haya en todos los puntos del territorio en revolución los hombres, los grupos que la salven de ser presa de la imprevisión y de tener que abdicar en las manos de un poder central cualquiera. Es decir, se impone una preparación práctica, positiva más que negativa, de las minorías revolucionarias y libertarias, desde antes de la revolución, para que puedan obrar y responder a las necesidades que se presenten sin necesidad de confiarse a un gobierno.

Miguel Bakunin veía esta necesidad; es completamente justo su concepto de llegar a despertar la vida espontánea y todas las potencias locales sobre el mayor número posible de puntos por medio de minorías revolucionarias que, pilotos invisibles en medio de la tempestad popular, produjeran la anarquía y la guiaran, no por virtud de un poder ostensible, oficial, sino con el ejemplo de la propia actividad iniciadora. Pero para que esta fuerza pueda obrar «es necesario que ella exista (advierte Bakunin) porque no se concertará por sí sola».

Si en todo barrio, pueblo, campo, fábrica, si en todo centro, etc., existieran grupos resueltos que tomaran desde el primer momento, teniendo los medios y la preparación, la iniciativa revolucionaria, tanto para la destrucción del viejo régimen como para la continuación de la producción, todo pretexto de hacer surgir una autoridad gubernamental o dictatorial moriría en germen. La autoridad sería tan desmenuzada, tan pulverizada, que no existiría más como poder coercitivo; estando en cada uno y en todas partes, impediría cualquier tentativa de centralización. Preparar de este modo la posibilidad del desarrollo de las iniciativas locales, especiales, por lugares o por funciones, significará dar a la revolución el modo de caminar libremente sin los torniquetes deformadores y homicidas de la dictadura.

Se dice que es necesaria la dictadura para organizar la lucha contra las resistencias burguesas. ¿Por qué? La revolución puede ser considerada como dividida en dos grandes períodos: el que antecede al derrumbamiento del poder político de la burguesía y el período posterior. Mientras el poder gubernamental burgués no haya sido derribado, toda dictadura proletaria es imposible; existe solamente, todavía, la dictadura burguesa. Vencido el gobierno burgués, que constituye la resistencia armada de la clase capitalista, queda implícitamente desarmada y derrotada también ésta. Sus elementos pueden, aquí y allá, prolongar, por grupos, la resistencia; pero entonces se encuentran en una situación de absoluta inferioridad frente al proletariado, mucho más numeroso que ella y desde ese momento armado y tal vez mejor armado que ella. Para sofocar estas resistencias no sólo es inútil constituir un gobierno central, sino que éste serviría mucho más para aniquilar la libre acción insurreccional local, que en todo sitio procede a limpiar el terreno y a desembarazarse de los reaccionarios del propio lugar, salvo, se entiende, cuando es menester convenir con las otras localidades para correr en ayuda de aquellas donde los revolucionarios se encuentren necesitados.

Los distintos centros revolucionarios se federarán, estarán en contacto continuo para la recíproca ayuda, según un tipo de organización federalista completamente opuesta a la dictatorial. Esto evitará el grave inconveniente que se presentó durante la revolución francesa, y parece que también en Rusia, de que con las mejores intenciones del mundo el gobierno central dicte órdenes contrarias al espíritu dominante en ésta o en aquella región, en contraste con intereses colectivos legítimos de ciertas poblaciones lejanas o de categorías obreras menos favorecidas, etc., contribuyendo así a disminuir el fervor revolucionario y a favorecer los planes de los contrarrevolucionarios. Especialmente puede suceder esto cuando, para la labor de expropiación, se quisieran adoptar criterios únicos de forma y de procedimiento, que al contrario, debieran variar según las circunstancias y las tendencias de las masas, de localidad a localidad.

En todo caso, las dificultades que surjan después serán siempre mejor resueltas por los organismos obreros que por un gobierno central. A menos que se insista en el propósito, absolutamente antirrevolucionario y utópico, de contentarse con la conquista del poder y dejar la expropiación para más tarde, como obra oficial del Estado dictatorial socialista. ¡Pues eso sería el desastre para la revolución! 

 Abolición de todas las «élites»

Pero el miedo a la libertad, lo que es prácticamente igual, el culto a la autoridad, pone en labios de los partidarios de la «dictadura» argumentos que son ya una condena explícita de la dictadura misma. Ellos dicen frecuentemente. ¿Pero no hace lo mismo la burguesía? Se dice que la dictadura del proletariado sería la dictadura de una «élite»; pero la dictadura actual de la burguesía ¿no es también la dictadura de una «élite»? ¡justísimo! Pero la revolución no debe sustituir una élite por otra, sino abolirías todas. ¡Si, al contrario, su resultado no fuera más que el de sustituir una dictadura por otra tanto vale prever desde ya el fracaso de la revolución! Si tal es el fin que se proponen los partidarios de la dictadura proletaria, entonces se comprende también por qué asignan a la revolución, como función primordial, la de suprimir la libertad, es decir, una función opuesta a la que está en la naturaleza de toda revolución: la conquista de una libertad siempre mayor.

Esto explica también el lenguaje de los socialistas autoritarios y dictatoriales cuando acusan de demagogia democrática y pequeño-burguesa a la viva preocupación de los anarquistas por defender la libertad. Sin embargo, nosotros compartimos enteramente su hostilidad hacia la democracia burguesa y pequeñoburguesa; y así en nuestra aversión, nos mostramos más coherentes que esos socialistas no aceptando servirnos de las instituciones parlamentarias y administrativas burguesas para nuestra lucha revolucionaria. Pero mientras nuestra enemistad hacia la democracia y el liberalismo burgués mira al porvenir y es una superación de las mismas, el espíritu antidemocrático de los partidarios de la dictadura es un retorno al pasado. A los anarquistas no les basta la poca libertad concedida por los regímenes democráticos; en cambio los partidarios de la dictadura piensan quitarle al pueblo aún ese poco de libertad. Si, pues, las preocupaciones libertarias de los anarquistas pueden ser tachadas de «democráticas», nosotros podemos devolver la acusación diciendo que las aspiraciones dictatoriales de esos socialistas tienden a una vuelta al absolutismo, a la autocracia.

Naturalmente esos socialistas no se dan cuenta de estas peligrosas tendencias de sus sistema y dicen por eso que desean todo lo contrario de aquello que tales tendencias implican. Los hechos de Rusia podrían, tal vez, bien conocidos, instruirlos mucho al respecto.

En Rusia la revolución ha sido obra mucho más de la libre acción popular que del gobierno bolchevique. Las fuerzas obreras y campesinas, aprovechándose, especialmente durante el primer año, de la debilidad de los diversos gobiernos que se sucedieron en el poder, rompieron, pedazo a pedazo, el antiguo régimen, trastornando todos los valores sociales, iniciando en vasta escala la expropiación, echando las bases de las nuevas instituciones de producción y de organización, que después el gobierno bolchevique redujo bajo su férreo dominio militarista y dictatorial. Es la libertad, no la dictadura, la que libró a Rusia del zarismo y de todas las insidias de la burguesía liberal y de la socialdemocracia patriótica y guerrerista; es la libertad la que hizo y mantuvo la revolución. La dictadura ha recogido los frutos simplemente. Aún más: los ha dispersado y despilfarrado.

La revolución libertará de su estrecha cárcel al espíritu de libertad y una vez libre se convertirá en gigante, como el genio de la fábula que un incauto dejó escapar del vaso en que estaba encerrado por la magia. Volver a echarle mano, volver a empequeñecerlo, a encerrarlo y a encadenarlo será imposible, aun para esos mismos que contribuyeron a desencadenarlo. Especialmente en los países latinos, donde las tendencias anarquistas y rebeldes están tan desarrolladas, donde los anarquistas propiamente dichos tienen como fuerza pública social una influencia que la revolución de seguro aumentará enormemente, se necesitaría, para llegar a constituir un gobierno fuerte, una dictadura como la que figura en el programa bolchevique, o para intentarlo solamente, esfuerzos de tal magnitud que consumirían y agotarían las mejores energías socialistas y revolucionarias.

Sería una pérdida que no tendría compensación. Serían esfuerzos, sacrificios, tiempo y tal vez mucha sangre sustraídos al trabajo libre y tanto más vital de una verdadera reconstrucción de la sociedad humana.
La producción durante el proceso de cambio
Nosotros no negamos absolutamente la importancia del problema de la continuación e intensificación de la producción. Lo hemos dicho ya; y repetimos ahora que ello debiera ser resuelto cuidadosamente para tener una norma aproximada sobre lo que sea necesario realizar, para evitar ilusiones y sobre todo para que todos adquieran plena conciencia de las dificultades que una revolución encontrará. Posiblemente aquí también los anarquistas participan del equívoco general entre todos los socialistas de ver las cosas bajo un prisma demasiado rosado. El único, tal vez, que entre nosotros ha reaccionado contra ese optimismo ingenuo ha sido Malatesta, sosteniendo que la revolución se convertirá, apenas victoriosa, en un problema de producción; pues no es verdad lo que algunos creyeron durante un cierto tiempo, que bastaba derribar al gobierno y expulsar a los señores para que todo se acomodara por sí mismo, para que haya medios de alimentación para todos hasta tanto se pueda volver pacíficamente de nuevo a vivir una vida tranquila.
Luigi Fabbri
Tomado del libro Revolución No es Dictadura


vía:
Portal Libertario OACA
 

México-La Dictadura: No sólo el gobierno persigue al padre Solalinde, también lo hace la Iglesia.... Elena Poniatowska




No sólo el gobierno mexicano persigue a Alejandro Solalinde, sacerdote católico de 72 años, defensor de derechos humanos, sino que el Episcopado mexicano lo persigue con saña. En junio, el PRD lo acusó de proselitismo en favor de Delfina Gómez, candidata de Morena en el estado de México, y estaba citado ante el Instituto Electoral (IEEM) para el jueves 13 de julio, pero de buenas a primeras el PRD retiró la demanda. Muchos habríamos acompañado a Solalinde a declarar. Fundador del albergue para migrantes Hermanos en el Camino, en Ixtepec, Oaxaca, lo han golpeado y asaltado tanto que ahora anda con una escolta de cuatro jóvenes laicos.

“La única vez que mis escoltas, en cinco años, han usado la fuerza –hasta eso muy moderada–, ha sido en la Basílica de Guadalupe, porque acudí con 36 cubanos que habían estado presos durante dos meses en la estación de Acayucan, Veracruz, porque querían alcanzar a su familia en Estados Unidos. Uno de ellos de plano intentó suicidarse. Entonces hice uso de una figura jurídica que tenemos en los albergues y se llama custodia. Saqué a los 36 cubanos, además de una persona de África y otra de Haití, y venimos a México a su regularización migratoria. En el camino, Migración los quiso extorsionar dos veces y, llegando a la Tapo, la policía privada también actuó en contra de la ley y los corrí. En la Ciudad de México, los cubanos querían ir a la Villa. Entramos por una puerta lateral, un padre celebraba misa; en voz baja les dije que no les podía explicar nada de la Virgen de Guadalupe hasta que terminara, pero los guardias del templo me amenazaron: ‘Usted no puede estar hablando aquí’. ‘Eso mismo les estoy diciendo y vamos a esperar a que acabe la misa’. ‘¡Sálgase! No importa si es sacerdote, no importa quién es usted, si está con este grupo, lárguese’. ‘No me voy a salir’. Intentaron sacarme a la fuerza y Jorge, uno de los escoltas, me protegió. Es la única vez en que uno de mis escoltas ha intervenido.

Tengo escoltas porque varias veces han intentado matarme. Imagínese, una vez me mandaron golpear y van dos veces que me meten en la cárcel. Han querido quemar el albergue en Ixtepec y quemarme a mí.

Migrantes, como mercancía

–¿Cuándo empezó esa persecución?

–En enero de 2007 interrumpí el sexto secuestro masivo de migrantes y a partir de ahí llovieron las amenazas, porque les quitamos el negocio. Querían secuestrarlos y hacer trata. A Ixtepec llegaba el tren con miles de migrantes. Para la policía de Ulises Ruiz Ortiz eran como mercancía que había que separar: las mujeres a la prostitución o a la trata; los hombres al secuestro o al tráfico de órganos.

Desde entonces tengo escoltas, no por orden del gobierno de México, sino de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y la Organización de los Estados Americanos recomendó medidas cautelares. Son cuatro. Tres hombres y una mujer, adventista, Salomé. Los otros tres son católicos, muy respetuosos.

(¡Qué casualidad! Mientras en México, el gobierno pretende eliminar a Solalinde como hace con los periodistas que denuncian la corrupción, los abusos y las malas políticas migratorias, el Papa Francisco lo apoya.)

“El Papa me recibió muy bien. Un empleado del L’Osservatore Romano me dijo: ‘El Papa lo conoce y lo va a saludar en este sitio’, y me situó en primera fila. Dos veces pasó personal del Vaticano para checar que estuviera en primer lugar. El Papa llegó derechito a mí: ‘Santo padre, soy el padre Solalinde que trabaja con los migrantes en México’; se rió conmigo: ‘Sí, lo sé, lo conozco a usted y conozco su trabajo. Continúe, sé que no es fácil, pero continúe’. Le pedí que orara por la violencia en México y respondió que estaba orando.”

–¿Y por qué lo conoce el Papa, padre Solalinde?

–Escribí un libro que editó la Conferencia Episcopal italiana. También otro sobre el reino de Dios, que editó Buena Prensa, de los jesuitas. La periodista laica italiana Lucía Capuzzi publicó: Los narcos me quieren muerto: México, un cura contra los traficantes de hombres, porque viajó al albergue de Ixtepec en México y platicó conmigo. En dos ocasiones fui a Italia y Lucía aprovechó para entrevistarme y también mantuvimos una comunicación telefónica. Luego Luigi Ciotti, todo un personaje de autoridad moral, fundador de un movimiento ciudadano en Italia que logró liberarse de la mafia italiana, hizo el prólogo, que me gusta muchísimo.

“Lucía Capuzzi escribió este libro siguiendo el evangelio de San Mateo porque es su preferido. En realidad, a mí el evangelio que más me impacta es el de San Marcos, porque presenta a un Jesús joven siempre en conflicto. Me gusta porque es muy realista, muy cortito y muy concreto, y expone la vida del chavo Jesús, que sale de un problema y ya se mete en otro. Su vida es un solo conflicto hasta que muere. Es el único evangelio que no tiene conclusión, porque Marcos quiere dejársela al lector. La conclusión sería darse cuenta que el reino de Dios es el que nos salva en medio de la ceguera humana.

“La experiencia que tuve en Italia fue fantástica. Allá tuve oportunidad de convivir con muchos sacerdotes, religiosas, obispos, arzobispos, imagínese. Aquí, yo voy a un lugar y con trabajos me pueden saludar porque no están acostumbrados a que un sacerdote haga una autocrítica de la Iglesia y señale cosas que para mí son importantes. Por ejemplo, ¿qué sacerdote le va a estar recordando a los obispos sus responsabilidades? No es que esté por encima de ellos, soy el último en la escala administrativa, pero tengo conciencia y he estudiado la historia de la Iglesia, y me ha costado aceptar el Vaticano Segundo para acá. En este este año cumplimos 10 años de la Quinta Conferencia Episcopal Latinoamericana, la del Santuario de la Aparecida, Brasil. En Brasil, los obispos afirmaron que estamos muy mal como Iglesia, tan mal que de plano tenemos que recomenzar desde Jesucristo. Somos una iglesia clientelar.



El padre Alejandro Solalinde, Elena Poniatowska y Samuel Mendoza, colaborador de este diario, en la casa de la autoraFoto cortesía de la escritora

–¿Igual que el PRI?

–Sí, igualito. La pastoral que tenemos es sólo de conservación, de mantenimiento a través del culto, pero no se está haciendo una verdadera evangelización, una educación en la fe. Tanto los 160 obispos del tiempo de Benedicto XVI, como los de Bergoglio, el Papa actual tiene que declarar nuestro continente en estado permanente de misión. ¿A qué equivale? El continente –eclesiásticamente hablando– es zona de desastre. Han pasado 10 años y los obispos no han cumplido. Si lo hubieran hecho no tendríamos el México que tenemos hoy.

No me quieren, aunque varios me respetan

–¿Lo denuncia usted, padre, a costa de su vida?

–A costa de lo que sea. ¿Cuántos desaparecidos ha habido en 10 años, cuántos secuestrados, cuántas mujeres asesinadas cada día, cuántas fosas clandestinas, cuánta corrupción?

“Mire, le voy a contar una anécdota. Hace unos siete años, más o menos, en el momento en que salía Fidel Herrera Beltrán del gobierno de Veracruz, visité a Javier Duarte de Ochoa para pedirle que ayudara a los migrantes porque estaban secuestrándolos, extorsionándolos o de plano desapareciéndolos. Esperé a que él llegara en el palacio de gobierno de Xalapa, y recuerdo muy bien que fueron llegando personas de su gabinete y se sentaron, yo empecé a hacerles plática: ‘¿Ustedes son católicos?’ ‘Sí’. Todos católicos, ciento por ciento católicos, no había ni siquiera un cristiano evangélico. ‘¿Ustedes son amigos del arzobispo de aquí?’ ‘Sí, somos muy amigos del arzobispo Hipólito de Xalapa’. ‘¿Leen la Biblia, los evangelios?’ ‘No’. ‘¿No han leído los cuatro evangelios: Mateo, Marcos, Lucas, Juan?’ ‘No’. ‘¿Van a misa los domingos?’ ‘Sí, sí vamos a misa los domingos’. ‘¿Saben que hubo una Quinta Conferencia Episcopal Latinoamericana en Brasil?’ ‘No, pues no’. Les enseñé el folleto: ‘Este librito cuesta 30 pesos, cómprenlo o díganle al arzobispo Hipólito que se los regale. Yo se los regalaría si viviera aquí’.”

“He ido a varias diócesis y es la misma historia, nadie sabe nada, no conocen el Vaticano Segundo, no leen los evangelios, ni les importa, no leen ni su credencial de elector. En esas condiciones, ¿cómo no vamos a tener una clase política tan corrupta? Por eso no me quieren, aunque varios me respetan. Uno de ellos me dijo: ‘Mira, te voy a hablar con franqueza, no creas que no nos damos cuenta de lo mal que están las cosas, pero a estas alturas no voy a cambiar’. No deja de ser incómoda mi palabra y mi presencia. El alcalde de Orizaba me declaró persona non grata. Es curioso, porque el jefe de la Iglesia católica en Roma, el Papa, me acepta, me reconoce, pero varios miembros de la jerarquía católica aquí en México me persiguen. Yo digo que están un poco confundidos, porque no están acostumbrados a que les digan sus errores.”

–Pero las mujeres lo queremos, padre, y somos más valientes y menos cizañosas… y no decimos misa.

–Sí, en una misa en la Villa, las mujeres fueron muy valientes y con sus celulares grabaron a los policías que querían sacarnos: ¿Por qué no dejan al padre Solalinde? Está haciendo oración con las víctimas, ¿por qué no respetan? Esto sucedió en la Villa de Guadalupe, con familiares de víctimas de feminicidios. Pedí permiso al rector de la basílica Enrique Glennie para hacer una oración con víctimas de desaparición. Me negaron el permiso. Dije: Si no me lo permiten, voy a hacerlo en el atrio que es público. Leímos el Nican Mopohua de la Virgen de Guadalupe y después de decir la palabra de Dios analizamos qué acción política podríamos tomar para solucionar problemas. Ya para terminar, llegó la guardia del templo, como en tiempos de Jesús en Jerusalén, a quitarnos el megáfono. Respondí: Tenemos que terminar y vamos a terminar. Vaya a hablar con el rector de la Basílica. Ya hablé con él y por eso estamos en el atrio.

Hombres de todo o nada

–Al obispo Méndez Arceo le indignaría… Qué atraso tan horrible el de la Iglesia en México.

–Pues en Estados Unidos no cantan mal las rancheras. En Georgia me pidieron que celebrara misa y tenía todo: cartas del obispo, documentos y se negaron, porque no había ido a saludar al arzobispo. Desde entonces a donde quiera que voy, primero busco a los obispos. Algunos me reciben; otros, no. Ya tenía cita con el de Aguascalientes, pero como declaré que los obispos deberían ser personas sencillas, cercanas a la gente, caminar con el pueblo y no con el poder, ya no me recibió. En Ciudad Obregón, Sonora, tampoco lo hizo el obispo Felipe Padilla Cardona, a diferencia del Papa, que me puso en primera fila.

–Me encantó que el Papa jamás le sonriera a Trump y le hiciera cara de fuchi…

–Trump pidió llegar en helicóptero y bajar en la plaza de San Pedro y el Papa no se lo permitió. Pidió cita a las 11 de la mañana y el Papa respondió: El único horario disponible es a las ocho de la mañana. No hay antecedente en la diplomacia vaticana de haber recibido a nadie a esa hora, pero el Papa estipuló: A las ocho o nada.

–También usted, padre Solalinde, es de “todo o nada…”

–Así es.



vía:http://www.jornada.unam.mx/2017/07/16/opinion/a03a1cul

México: Narcomenudistas y vendedores ambulantes




Las calles de la zona metropolitana de la Ciudad de México son un mercado potencial de más de 23 millones de personas para la venta de baratijas y dosis de drogas a pequeña escala.

Ambos grupos perfectamente organizados se caracterizan por vivir en una economía paralela: ejercen violencia y no pagan impuestos —de hecho, adeudan a la autoridad de la Ciudad de México un millón 300 mil dólares por pago de permisos para vender en la calle—.

Según expertos, se estima que el 25% del producto interno bruto del país pasa por el sector informal de la economía, que ofrece una forma de vida a más de 30 millones de mexicanos que venden de todo: ropa, artículos personales, comida, contrabando asiático y drogas.

El poder de estos grupos es tal que ya cuentan con escaños en el congreso local de la Ciudad de México y aspiran a tener más poder y más dinero, lo que es motor corruptor de muchas autoridades: políticos, congresistas y hasta jueces. Pero sus representantes argumentan que ofrecen los empleos que el neoliberalismo le ha arrebatado al Gobierno mexicano.

Chile-Pueblos Originarios: Los Pueblos Indígenas, identificados como enemigos del modelo en Puelmapu....Mapuexpress




Mapuexpress




Nuestra condena y repudio a los acontecimientos que demuestran que la escalada de violencia que anunciamos, se desató. Desde que se hizo público el informe del diario nacional “Pagina 12”, que detallaba la decisión del Ministerio de Seguridad a cargo de la Patricia Bullrich, de iniciar un proceso de criminalización contra los pueblos indígenas, a quienes identificaban como un problema para la seguridad nacional y fundamentalmente de los planes de desarrollo a profundizar, supimos que tarde o temprano este proceso de represión llegaría a nuestros territorios.

Lo ocurrido en Neuquén, con la militarización a manos de Gendarmería Nacional del Lof Campo Maripe y la embestida de los medios de comunicación empresariales, buscan demonizar la demanda mapuce para exigirle al siempre dispuesto Ministro de Seguridad Jorge Lara, a desalojar a través del garrote, aun incumpliendo la ley. Lara demostró que está dispuesto a todo, con tal de favorecer a terratenientes y empresas petroleras. Así lo demostró cuando semanas atrás, movilizó a más de 150 efectivos, con motos, policías montadas para desalojar al Lof Fvta Xayen en las proximidades de Añelo. Solo la actitud valiente y decidida de las comunidades de la Confederación Mapuce- Zonal Xawvnko, impidieron que este hecho de violencia se concretara. Estas dos comunidades continúan amenazadas de desalojo.

A esto se sumó, el desalojo violento, a manos de Gendarmería Nacional, de los hermanos y hermanas Diaguita de la Comunidad Indio Colalao en Tucumán, y el caso del asesinato de Javier Chocobar, que no solo tiene resolución a pesar de lo alevoso de su muerte, sino que se sanciona a su abogada defensora. Como broche de oro, el Corte Suprema de Tucumán, rechaza el pedido de casación que evite un desalojo violento contra la Comunidad Indigena Pueblo de Tolombon.

La situación de Facundo Jones Huala, es otro caso del abuso de poder de este modelo. La detención ilegal e injusta se realiza luego de haber sido juzgado y liberado en un juicio por la extradición a Chile, pedido que hizo la justicia chilena amparada en la “ley antiterrorista”. Hoy impunemente se intenta reabrir esa causa, en un acto escandaloso de inconstitucionalidad. No conforme con violar todas las formas y legalidad para acallar la voz mapuche, reprimen con violencia inusitada e innecesaria a una manifestación de organizaciones sociales que reclama la libertad de Jones Huala frente a la sede de la Corte Suprema de Justicia. Sin que mediara aviso, y aun cuando la manifestación no cortó calles ni impedía la circulación, la policía se abalanzo a los golpes contra mujeres y hombres y hoy hay 7 detenidos, más heridos.

La cárcel que padece hace casi tres meses el líder wichi Agustin Santillan, detenido en Las Lomitas (Formosa), es una muestra que no les tiembla la mano a la hora de reprimir a un pueblo, que además de estar sumergido en una de las mayores pobreza, es perseguido sin fin por el Gdor Insfran, con el visto bueno del gobierno nacional.

Como organización Mapuce, expresamos nuestra condena y repudio al accionar terrorista de este gobierno, que además de hambrear al pueblo, ha iniciado una cacería sobre todo pueblo indígena que se oponga a su modelo capitalista , extractivista, saqueador, racista y represor.

POR NUESTRA LIBREDETERMINACIÓN ¡Marici wew! ¡Diez Veces Venceremos!



Confederación Mapuce de Neuquén –Zonal Xawvn Ko





Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Guatemala: Macroeconomía y Pobreza



Estudio revela que Guatemala crece macroeconómicamente todos los años pero paradójicamente cada día también hay más pobres.

De acuerdo al los balances anuales del Banco Central (BC) y de otras instituciones privadas y estatales, en los últimos años Guatemala ha crecido macroeconómicamente hablando entre un 3 % y un 5 %, un éxito si se toma en cuenta la economía en la región, sin embargo al compas del crecimiento económico también la desigualdad y la pobreza se han agudizado en el país.

El Estudio Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) publicado a finales de 2015 reveló que en ocho años la pobreza pasó de un 51 % a un 59 %, creando una brecha que de a poco ha ido creciendo y que tiene varias explicaciones, una de ellas es el modelo bajo el que se rige la economía guatemalteca.

Tan solo tres de cada diez guatemaltecos se desenvuelve dentro de un mercado que les permite cierta estabilidad laboral, el resto se desempeña dentro de la economía informal pero no tienen acceso a prestaciones de ley, como vacaciones o acceso a un seguro social.

Aunque emprendedor, sus condiciones de vida son muy limitadas, en algunos casos la zonas geográficas en donde viven miles de personas se convierten en una limitante para conseguir un empleo digno, es el caso de Ingrid Tecún quien vive en la zona más grande de la ciudad de Guatemala y una de las más pobres, la zona 18, estigmatizada por la presencia de las pandillas y la constante de asesinatos. Desde hace 15 años trabaja vendiendo tortillas.

Guatemala mantiene a flote su economía a bases de remesas, en 2016 el Banco de Guatemala registró en concepto de envíos económicos de connacionales viviendo y trabajando en Estados Unidos un monto que superó los 7100 millones de dólares, el equivalente a un 70 % del total del presupuesto nacional en todo un año, otra de las razones y que va de la mano con la primera es que los réditos que generan las grandes empresas transnacionales como hidroeléctricas y proyectos mineros dejan tan solo el 1 % de sus ganancias al país en concepto de regalías y no generan mayor empleo.

Chile-Pueblos Originarios: Querella contra Mapuexpress: Colectivo denuncia “criminalización” de su quehacer informativo.....El Ciudadano



El colectivo informativo Mapuexpress denunció, en un comunicado público, la intención de “criminalización” de su quehacer informativo, tras la presentación de una querella criminal en contra de uno de sus integrantes, por un supuesto delito de injurias graves con publicidad.

“Recientemente hemos sido notificados de que somos objeto de una querella criminal de acción penal privada que busca criminalizar nuestro quehacer comunicacional sosteniendo un supuesto delito de injurias graves con publicidad, invocándose transgresiones de conformidad a los artículos 416, 417, 418 y 422 del Código Penal y el artículo 29 ley 19.733 sobre las libertades de opinión e información y ejercicio del periodismo”, señala el comunicado, que especifica que la acción legal está dirigida hacia uno de los integrantes en calidad de “autor”, para quien se pide una pena de tres años de reclusión menor en su grado medio, además de una multa de 150 UTM.

La acción penal sucede en el marco de los conflictos territoriales a causa de proyectos de inversión de energía, particularmente hidroeléctricos, en el contexto de oposiciones de familias, comunidades, dirigentes y autoridades tradicionales del territorio de Rupumeica-Maihue de la comuna de Ranco, y de varias representaciones de la zona williche en la Región de los Ríos, quienes emitieron un comunicado público que fue publicado en el sitio Mapuexpress, el que emplazó y criticó a funcionarios y consultorías vinculadas al Ministerio de Energía, Corfo y Banco Interamericano de desarrollo, siendo finalmente un consultor quien presenta la querella.

“Asumimos conjuntamente este hecho como colectivo de comunicación social, ya que afecta nuestro ejercicio en el derecho a la comunicación y a la libertad de expresión, como también, al medio de múltiples expresiones autónomas del movimiento Mapuche e intercultural que vela y defiende los derechos colectivos”, agrega el comunicado.

El sitio informativo Mapuexpress tiene más de 17 años de existencia y es administrado por un colectivo cuyos integrantes son parte directa de organizaciones mapuche e interculturales. Su línea editorial aborda principalmente las realidades en Wallmapu (centro sur de Chile y Argentina) y muy especialmente acerca de los conflictos que la industria extractivista y de energía vienen generando en los distintos territorios, siendo una tribuna constante para comunidades y organizaciones que se oponen a ese modelo de desarrollo.

Respecto a la querella, en el colectivo señalaron que “asumiremos colectivamente la defensa judicial en este caso que se considera injustificado, más aún cuando ha existido siempre la buena disposición a recabar reclamaciones y siempre con la voluntad al diálogo, sin embargo, la audiencia de preparación de juicio contra Mapuexpress está programada para el día jueves 27 de julio a las 11 de la mañana en el Juzgado de Garantía de Temuco”, concluyeron.


vía:http://www.elciudadano.cl/organizacion-social/querella-contra-mapuexpress-colectivo-denuncia-criminalizacion-de-su-quehacer-informativo/07/15/

Brasil: Temporal de maldades en un país destrozado... Eeric Nepomuceno




La destrucción de un país –el más poblado y que tiene la mayor economía de América Latina– a raíz del golpe institucional del año pasado se da en varios niveles. Los que llevan adelante un plan macabro cuyo objetivo es arrasar todo lo conquistado en las últimas décadas, parte bajo los mandatos del presidente Fernando Henrique Cardoso pero muy especialmente bajo los de Lula da Silva y, mal que bien, preservados por su sucesora, Dilma Rousseff, no cesan de dar amplias y consistentes pruebas de que desconocen límites. Con tal de atender a la voluntad soberana de esa sacrosanta e invisible entidad llamada mercado, disparan una formidable secuencia de maldades impensadas hasta hace poco.

En el campo ético, por ejemplo, Michel Temer y su nutrido grupo de bucaneros luce un repertorio infinito de maniobras increíbles. ¿Hay que votar en la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados un pedido de apertura de juicio al presidente en el Supremo Tribunal Federal? Ningún problema. Basta con maniobrar a los líderes de partidos sin vestigio de escrúpulos para remplazar a los miembros de poco fiar.

Resultado: 40 votos favorables al presidente acusado, con hartísimas pruebas, de corrupción. Claro que todo en la vida tiene su precio. En este caso, de los 40 votos favorables a Temer, 36 fueron dados por diputados que tuvieron liberadas, de ultimísima hora, enmiendas presupuestarias. Valor total: 134 millones de reales, o sea, unos 42 millones de dólares. Poco más de un millón 100 mil dólares por voto. Es poco: al fin y al cabo, si no fueran los que remplazaron a los integrantes originales de la Comisión, Temer hubiera sido derrotado.

El problema ahora es saber cuánto podrá costar cada voto favorable en el pleno de la Cámara, cuya reunión está prevista para el miércoles 2 de agosto. Nuevas y poderosísimas bombas seguramente irán a explotar en las próximas dos semanas –en el Brasil actual dos semanas son toda una eternidad–, y el precio de cada voto podrá llegar a las nubes.

Temer y sus acólitos consideran que esa primera victoria lo fortaleció junto a la base aliada, y en este punto tienen razón. Se olvidan, sin embargo, que nuevas y muy peligrosa amenazas siguen brotando cada día.

El pasado viernes, por ejemplo, se supo que el ex diputado y actual presidiario Eduardo Cunha, elemento clave en el golpe que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff e instaló en el poder al grupo encabezado por Temer, dirigido por el senador Aecio Neves y sometido a todas las exigencias del mercado, tuvo parte de su propuesta de delación premiada aprobada por el Ministerio Público Federal. A cambio de disminuir su condena de 15 años de cárcel, Cunha se compromete a revelar el mecanismo de compra de votos de colegas para destituir a Dilma Rousseff. Además de indicar los respectivos partidos, las cantidades, las fuentes pagadoras y los intermediarios de las negociaciones y revelar cuáles fueron los colegas contactados directamente por él, Cunha también nombra a los que quedaron bajo encargo del propio Michel Temer a la hora de comprar los votos necesarios para tumbar a la presidenta.


Mientras, prosigue la destrucción del país. El Senado aprobó, y Temer sancionó, una reforma laboral que más que imponer la precarización de condiciones de trabajo las destroza. Una victoria incontestable del empresariado, del mercado, y que prevé barbaridades. Es fácil darse cuenta de que lo que significa derecho laboral sufrió una inversión total.

Por ejemplo: los trabajadores contratados tendrán derecho de negociar con sus patrones si a cada ocho horas de labor dispondrán de 30 minutos para almorzar, la mitad de lo que prevé la actual legislación. Si prefieren jornadas de 12 horas diarias, y no las ocho actuales. Si en lugar de vacaciones de 30 días seguidos, prefieren repartirlas en periodos menores. Las mujeres gestantes o lactantes, a su vez, tendrán derecho a trabajar en condiciones y ambientes de insalubridad, siempre que el médico del trabajo así las autorice. Empleados y empleadas, además, tendrán el derecho de aceptar el resultado de negociaciones bilaterales aunque violen lo que prevé la ley. Y más: los reajustes salariales podrán ser conducidos por la patronal, ya no con los sindicatos, pero de empresa a empresa y, si se da el caso, con cada sector de una misma compañía.

El Ministerio Público del Trabajo aseguró que la reforma laboral aprobada por el Congreso no se sabe a qué precio destroza la clase trabajadora y significa un retroceso brutal. La Organización Internacional del Trabajo recriminó con insólita contundencia la nueva legislación.

Pues así andan las cosas en el país que tuvo en Lula da Silva el primer presidente obrero de su historia. Y que con ese presidente avanzó, en términos sociales, todo lo que ahora se destroza de manera despiadada.

El mismo presidente que fue condenado por un juez fundamentalista sin prueba alguna, y que si no lo inhabilitan en un golpe judicial, participará, como franco favorito, en las presidenciales del año que viene.

vía:http://www.jornada.unam.mx/2017/07/16/opinion/016a1pol

Perú: "Se ensañan con comunicadores que acompañan la resistencia" | Servindi

Servindi.- Zulma Villa, abogada del Instituto Internacional de Derecho y Sociedad (IIDS), denunció que "hay un ensañamiento con los comunicadores indígenas que acompañan la resistencia de los pueblos".
En diálogo con Servindi Villa explicó la actitud maliciosa del Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de la Corte Superior de Cajamarca que sentenciói a 8 años de prisión efectiva y al pago de 8 mil nuevo soles al comunicador César Estrada Chuquilín y al rondero Víctor Huamán.
De una manera inexplicable el Poder Judicial varió la acusación inicial secuestro y hurto agravado por el delito de "extorsión", sin que este delito se haya ventilado en el juicio oral.
Como lo advierte una nota de prensa del IIDS, en el juicio oral se acreditó que las imputaciones no constituían delito "sino ejercicio de la función jurisdiccional rondera".
Dicha función está plenamente reconocida en el artículo 149 de la Constitución Política del Perú, en la Ley 27908, Ley de Rondas Campesinas; y en el Acuerdo Plenario de la Corte Suprema N° 1-2009/CJ-116.
Sin embargo, el propio tribunal integrado por los magistrados: Daniel Santos Holguin Moran, Germán Enrique Merino Vigo y Carlos Diaz Vargas decidieron cambiar sorpresivamente el tipo penal de Hurto Agravado y Secuestro por el de Extorsión.
La sentencia deja claro que el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de la Corte Superior de Cajamarca "es capaz de sentenciar por un tipo penal que no fue invocado por la Fiscalía ni fue debatido en juicio, atentando contra el derecho de defensa de los procesados, y criminalizando la justicia indígena" indica el IIDS.
En el juicio oral se desvirtuó por completo la acusación fiscal debido a que las rondas campesinas no secuestran ni hurtaron la camioneta de la empresaria Rosalía Huamán Marchena que inicio la acusación el 11 de diciembre del 2013.
El 25 de julio el tribunal dictará sentencia sobre el delito de extorsión para lo cual se pide 10 años de cárcel efectiva para Estrada Chiquilín y Víctor Huamán.
Cómo lo indica el propio César Estrada Chuquilín, de esta manera se viene vulnerando el debido proceso y violando su derecho a la legítima defensa; pero esto no amilana su compromiso social comunicativo.
"Ya pasé lo peor y no me pudieron doblegar, los intentos de asesinato no funcionaron. La represión tampoco. Hoy su única estrategia es encerrarme. Igual, en donde esté, seguiré firme y consecuente" afirma Estrada en su cuenta de Facebook.
"Hermanas y hermanos. Mañana callarán mi voz, pero no podrán callar a todos, porque somos miles. Cada rondero de cada base, es un comunicador social, un periodista. Hay que seguir la línea de defensa, para defender nuestros derechos" concluye Estrada.

César Estrada amordazado. Foto: Cuenta personal de Facebook

México: Empresas eólicas no pagarán impuestos municipales en Oaxaca y violan derechos fundamentales....Rosa Rojas






La Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco (APPJ) calificó de “traición” contra Oaxaca y México la firma por parte del gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa y los presidentes municipales del Istmo de Tehuantepec, de un Memorándum de entendimiento para permitir que todas las empresas eólicas que se instalen en la región no paguen impuestos municipales.

Mariano López Gómez, vocero de la APPJ, consideró que se violan derechos fundamentales con esos memorándums que firmaron los presidentes municipales de Asunción Ixtaltepec, Ixtepec, Espinal, Juchitán, Unión Hidalgo, Salina Cruz, San Dionisio del Mar, Santo Domingo Ingenio, entre otros, señalando que “mientras a los ciudadanos nos ahorcan con distintos pagos de impuestos, las empresas eólicas con ganancias multimillonarias no pagan ni un centavo de impuesto por sobre explotar nuestros recursos naturales, dañar nuestros mantos freáticos, cultivos, lagunas, flora y fauna de nuestra región, sin siquiera dejar beneficio alguno a los pueblos”.

El pasado 22 de junio, Murat se reunió en la capital oaxaqueña con los presidentes de los citados municipios, con representantes de empresas que generan energía eólica en la región, diputados locales y federales y representantes del gobierno federal, para, se informó, “generar las condiciones de estabilidad, seguridad y garantizar la certeza jurídica, fiscal, registral y social en la zona comprendida en el corredor eólico del Istmo”.

Al respecto, la APPJ subrayó que estos memorándums se firmaron para entregar territorios indígenas a empresas eólicas sin consulta ni consentimiento previo de los pueblos afectados, por lo que se hará una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otros organismos, así como organizaciones como Amnistía Internacional y sindicatos solidarios.

López Gómez estimó que se “maiceó” (sobornó) a los presidentes de los citados municipios buscando “entregar de manera unilateral y autoritaria territorio Istmeño a las voraces empresas eólicas extranjeras para que dichas empresas pisoteen aún más las leyes mexicanas “.

Con esos memorándums “las autoridades municipales por dos volteos y algo así como 18 millones de pesos, se burlan del pueblo, entregan nuestros territorios y traicionan a la nación mexicana, dicha traición la extienden a los concejales en los distintos cabildos municipales, donde buscan acordar en sesión de cabildo que empresas eólicas no paguen impuestos municipales, lo que significa pisotear aún más a los distintos pueblos del Istmo”, indicó.

Añadió que de las 24 empresas eólicas instaladas en la región, “ninguna paga impuestos municipales… además se encuentran asentadas de manera violatoria, es decir sin haber celebrado alguna consulta indígena, libre, previa, informada y de buena fe, como lo establece el Convenio 169 de la OIT”.

Detalló que tan sólo las empresas eólicas “instaladas violatoriamente en territorio de Juchitán desde el 2015 debían 2 mil 800 millones de pesos al municipio Juchiteco sin que hasta la fecha hayan pagado un solo peso a las arcas del municipio”.

Así, “ahorcan al pueblo noble, mientras que para las autoridades municipales representaría la libertad para malversar recursos, y lograr impunidad bajo acuerdos o memorándums orquestados desde el gobierno priista y operador de las empresas eólicas, Alejandro Murat Hinojosa…”por lo que la APPJ exigió que todos los concejales del municipio Juchiteco, “den revés a esa traición llamado Memorándum de Entendimiento. Y a los dirigentes de PRI y de la COCEI no sean comparsa de la burla y entrega de nuestro territorio de lo contrario quedarán como traidores a México”.



vía:
https://desinformemonos.org/empresas-eolicas-no-pagaran-impuestos-municipales-en-oaxaca-y-violan-derechos-fundamentales/

Venezuela, punto de anclaje.... Guillermo Almeyra



Como Cuba, pese a las dificultades y errores y a las muchas críticas que desde un punto de vista socialista se pueden realizar a sus respectivos gobiernos, Venezuela es un punto de anclaje.

No es socialista quien no siente la necesidad de defender las conquistas democráticas en peligro. No lo es tampoco quien no entiende que existen centenares de miles de revolucionarios antimperialistas que podrían llegar a ser socialistas si los socialistas no les dieran la espalda o no los llamasen desde el Limbo.

Digo esto por un artículo firmado por Manuel Aguilar Mora (MAM) en nombre de dos grupos –Liga de Unidad Socialista (LUS) y el Partido Obrero Socialista (POS)– que me acusa de querer ser consejero anticapitalista de Maduro aunque al mismo tiempo cita las muchas críticas que le hago a éste. ¿Pensará MAM que Maduro, además, es masoquista y le encanta ser fustigado?

En dicho artículo LUS y POS sostienen ahora que los trabajadores venezolanos tienen potencial y capacidad como para abrir una salida revolucionaria –lo cual es indudable. Pero en ningún momento discutí con ellos ese punto de partida que vivo proclamando. Lo que les recriminé en cambio fue su llamado a la insurrección armada contra el gobierno de Maduro tal como los golpistas de la ultraderecha. No es decente borrar hoy con el codo lo que escribieron apenas ayer con la mano.

También inventan un fantoche a su medida para discutir con el Almeyra que en La Jornada vive escribiendo sobre la necesidad de adoptar inmediatamente algunas medidas anticapitalistas fundamentales en Venezuela y en Cuba y me inventan ideas y posiciones que la simple lectura de mis artículos desmiente. No valdría la pena responder si no desprestigiasen el anticapitalismo.

En política, uno se encuentra muchas veces al adolescente lleno de la inseguridad propia de su edad y que, precisamente por eso, siempre quiere tener razón, particularmente cuando se equivoca, y jamás se autocritica ni acepta críticas. Manuel Aguilar Mora es uno de esos adolescentes sesentones que no sabe que se debe aprender también de quienes piensan diferente y que la base del pensamiento científico es la duda sistemática y no la obcecación.

MAM tiene muchas cualidades, es honesto, lucha hace decenios por el socialismo –por eso lo valoro y lo aprecio– pero, cuando discute, no respeta y tergiversa lo que dice su adversario ocasional. Por ejemplo, escribí en mi artículo El ABC que la oposición es golpista y tiene base de masas (en efecto, moviliza cada semana cientos de miles de manifestantes y tuvo mayoría en la Asamblea Nacional) pero jamás que toda ella o que toda la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) son golpistas.

No es cierto además que en Venezuela sólo hay una lucha entre dos facciones burguesas:la oligarquía y la boliburguesía. Está también el imperialismo junto a la primera. Y los golpistas y agentes del imperialismo dirigen en los hechos y arrastran una gran masa que quiere cambios, reformas, que protesta por la inflación, la rebaja de los ingresos, la corrupción y el autoritarismo de un gobierno que sigue hablando de una Revolución Bolivariana (que con la muerte de Chávez, e incluso antes de ella, quedó atrás pero no se borró de la conciencia histórica profunda del pueblo venezolano y que ante un golpe podría revivir).


En ese mismo artículo puse entre comillas una frase de Lenin sobre el apoyo a Kerensky contra el golpista general zarista Kornylov: sostenemos a Kerensky como la cuerda sostiene al ahorcado. En efecto, una vez aplastada la amenaza de la restauración del zarismo, el agonizante gobierno de Kerensky no pudo sobrevivir. MAM y POS se indignan conmigo por ese concepto que no es mío y que Trotsky también expresó con otras palabras. MAM y POS, para justificar su llamado a la insurrección proletaria contra Maduro, sostienen igualmente que el ejército no es golpista, tal como escribía el Partido Comunista chileno el mismo día del golpe de Pinochet. Pero no todas las Fuerzas Armadas integran la boliburguesía y, en cambio, todas ellas pertenecen por sus ingresos, su mentalidad y sus privilegios en peligro, a las clases medias y son su sector uniformado. Por eso las manifestaciones de la MUD buscan resquebrajar la unidad de los militares y crear grietas en el aparato estatal chavista y ya han conseguido ambas cosas.

¿Creen además los firmantes que el golpismo está acabado y que Estados Unidos va a desistir de sus planes? ¿MAM no recuerda los golpes contra Perón en Argentina en junio y septiembre de 1955 aprovechando la política de austeridad y la Campaña por la Productividad impopulares del caudillo en declinación? ¿El POS no recuerda tampoco que su tendencia se había integrado en 1952 en ese peronismo y lo defendía, sirviéndole a Perón de taparrabos rojo?

Los precios del petróleo y del gas muy probablemente seguirán bajando y, por consiguiente, aumentarán las dificultades para Venezuela y, de rebote, para Cuba. La Constitución es un pedazo de papel en la boca de un cañón y la mejor de las constituciones jamás cambió nada si antes no cambiaron las relaciones de fuerzas en favor de los explotados, elevando su moral de lucha y su conciencia, y esto vale también para la convocada por Maduro. Es cierto por otra parte que una alternativa anticapitalista es necesaria desde hace rato y que sin ella no hay solución positiva para las grandes masas venezolanas. Pero esa alternativa no depende sólo de los buenos deseos de los pocos que dicen ser socialistas en el mundo de la realidad sino de la necesidad de sumar al combate anticapitalista a quienes hoy critican a Maduro pero no son golpistas ni confían mucho en la MUD. Ese y no otro es el secreto de mi prevención contra los malos asesores (cubanos, de Podemos o ex stalinistas). Porque el sectarismo de mis críticos es nocivo, pero el seguidismo acrítico de los aplaudidores y asesores de Maduro es igualmente dañino.

almeyraguillermo@gmail.com



vía:
http://www.jornada.unam.mx/2017/07/16/opinion/015a1pol

Chile: Acerca del cierre del Penal Punta Peuco y la opinión del general FACH (r) Ricardo Ortega......por Jaime Donoso



En relación al artículo publicado en el Mercurio del 11 de Julio 2017 por Ricardo Ortega Perrier General del Aire (r), no solo me produce dolor sino que también decepción. Argumenta el general que el penal fue construido especialmente para el cumplimiento de condenas por parte del personal de las FFAA y de Orden sentenciadas por violaciones a los DDHH. En justicia esto no debió haber ocurrido ya que el penal se construyó por presiones fácticas de las FF.AA a los gobiernos de la Concertación y estos no fueron capaces de oponerse a tal determinación.

Además estipula que Gendarmería cumple con todas las normas dispuestas para el funcionamiento de los recintos penitenciarios. También considera que los condenados fueron discriminados por haber sido juzgado mediante el sistema procesal antiguo y que por consiguiente enfrentan una situación de gran asimetría. Ortega argumenta que los procesados violadores de DDHH se defienden solos y con sus recursos. Estos es falso ya que en algunos careos que he tenido, por ejemplo, con el General Orlando Gutiérrez Fiscal del proceso “La FACH contra Bachelet y Otros” como también el general Mathei, los coroneles Ceballos y Cáceres estos fueron defendidos por abogados institucionales y tenían todo el apoyo de la FACH. Por otra parte sostiene que el juez, el personal del tribunal y una brigada de la PDI dedicada exclusivamente más otros organismos del Estado son su contraparte. El general Ortega se olvida, y no comenta las penurias que sufrimos los oficiales y suboficiales de la FACH que denunciamos el Golpe de Estado, no teníamos defensa y además fuimos torturados, condenados y encarcelados en cárceles comunes, cosa que no ha ocurrido con los miembros de las FF.AA que violaron DDHH. Estos hechos el general Ortega los conoce muy bien y con detalles ya que tuvimos muchas reuniones analizando estos hechos cuando era Jefe de Estado Mayor de la FACH y posteriormente Comandante en Jefe.

En su análisis estipula que una cantidad importante de los condenados corresponde a personal militar y policial que en los años setenta eran subalternos y que cumplieron órdenes a las cuales no pudieron sustraerse dado el contexto político de seguridad y legal de la época y que a pesar de ello han sido condenados a pena aflictivas sin que se haya considerado la obediencia forzada. Este argumento me desilusiona aún más, ya que los que fuimos procesados, mucho antes del golpe tomamos la decisión de denunciar las actitudes golpistas que se estaban desarrollando en el interior de las FFAA al gobierno legalmente constituido, de este modo aquí no operó la obediencia forzada sino que la convicción absoluta de no violar la Constitución y las Leyes vigente de la época.

El argumento que lleva una contrariedad relacionado con la avanzada edad de los condenados y que padecen dolencias que requieren cuidados especiales, se relaciona con las aberrantes tratos que sufrimos en la Academia de Guerra Aérea, más la muerte en manos de los torturadores del general Bachelet, el Sargento Reyes y el cabo Espinoza, esto es más que una visión carente de justicia ya basada en las garantías que le otorga su pasado y presente donde tiene una apoyo institucional y corporativo de la FF.AA.

Me permito argumentar y confrontar al general Ortega, ¿por qué no usó estos elementos de juicio en su pasado, como general activo en la FACH, en las múltiples reuniones que sostuvimos, para ser reconocidos como miembros en retiro de la institución, mientras se comenzó a procesar a los violadores de DDHH?. No me cabe duda que su silencio se debía a que en esa época siendo general activo, no se atrevía a sostener una justificación que contrastaba con las condenas de Organismos Internacionales a los delitos de lesa humanidad que cometieron los militares condenados. Ahora en su condición de retirado puede hacerlo sin temor a ser confrontado o cuestionado en su condición de general retirado ya que no tiene nada que perder.

Mi decepción se incrementa aún más cuando leo sus fundamentos y argumentos para considerar injusta y contraproducente cerrar el penal de Punta Peuco, ya que en justicia los violadores de derechos humanos condenados fueron criminales, violadores, torturadores, exhumadores de cadáveres para ocultar sus delitos y hacer desparecer centenares de ciudadanos chilenos y extranjeros que discrepaban de su posición ideológica. Por estas razones insto al general Ortega a que use su capacidad cognitiva para no defender a los condenados con estas características ya que merecen estar pagando sus delitos en cárceles comunes. No se trata de tomar la lógica de Amigo/Enemigo sino que más bien un acto de justicia y no de venganza. Por el momento estimo que la Justicia está actuando adecuadamente y que sea el Estado pensando en el bien común y la Paz Social Cierre el Penal de Punta Peuco.

-El autor, Jaime Donoso, es Capitán Ingeniero ( r ) FACH, M.Phil., DIC., B.Sc., Aero Eng. Imperial College , Uiversity of London


vía:http://piensachile.com/2017/07/cierre-del-penal-punta-peuco-la-opinion-del-general-fach-r-ricardo-ortega/

Venezuela: “Hay que recalcar que la situación no es de caos ni nada parecido”....José Robredo Hormazábal





Desde mediados de marzo que la oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), salió a las calles de forma masiva para protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro, exigiendo la salida del mandatario a través de nuevas elecciones. Las manifestaciones que pasaron de ser masivas y pacíficas, se han tornado extremadamente violentas dejando casi un centenar de heridos y muchos más heridos, tanto chavistas como de los manifestantes opositores, hecho que ha tensionado al extremo la situación política del país caribeño.

La respuesta de Nicolás Maduro fue la propuesta de llevar adelante un nuevo Proceso Constituyente, como salida a la crisis política que vive el país, el que se encuentra en plena marcha y que ha generado controversia tanto al interior del chavismo y como por los opositores, que ha sido acusado de antidemocrático y, junto con eso, se han restado de participar.

El periodista y miembro del equipo editorial de Alba TV, Pablo Kunich, en conversación con El Ciudadano reconoce que en Venezuela existe una “crisis política, social y económica”, pero no de la magnitud que se presenta diariamente ya que “lo que se está dando es que las protestas son violentas y, en los últimos días, muy reducidas. La estrategia de manifestaciones no les ha funcionado, por lo que han optado por la violencia para plantear su posición”.

Al mismo tiempo, sostiene que el Proceso Constituyente que se desarrolla es un espacio “para promover el dialogo entre venezolanos y venezolanas” y que “la derecha tuvo la posibilidad de medirse electoralmente y a nivel de las ideas, pero no lo aprovechó”.

A 100 días del recrudecimiento de la estrategia opositora ¿Cómo se puede entender el contexto político social que se da en Venezuela?


Efectivamente, hoy en Venezuela vivimos una crisis política, social y económica donde la oposición decidió pasar a una etapa distinta de la confrontación política y lanzarse a la calle. Pero lo que se está dando es que las protestas son violentas y, en los últimos días, muy reducidas. La estrategia de manifestaciones no les ha funcionado, por lo que han optado por la violencia para plantear su posición. La respuesta del gobierno ha sido lanzar la Asamblea Constituyente, donde el Presidente ha planteado este espacio para promover el dialogo entre venezolanos y venezolanas. Hay que recalcar que la situación en Venezuela no es de caos ni nada parecido como se presenta afuera.

¿En que estado está el proceso constituyente empujado por Maduro?


Ha pasado por varios procesos. La primera fue la presentación de las bases comisiales, que se hace ante el Consejo Nacional Electoral; luego una fase de precandidaturas para participar de la Asamblea donde más de 60 mil personas expresaron su voluntad de ser candidatos a la Constituyente, lo que es muy importante, de estos quedaron seis mil candidatos y ahora estamos en plena campaña.

¿La oposición se restó completamente de este proceso?


Si, esto no es novedad para la realidad política venezolana, pues en diferentes momentos la derecha a decidido no medirse electoralmente. La derecha tuvo la posibilidad de medirse electoralmente y a nivel de las ideas, pero no lo aprovechó.


Foto: Pablo Kunich, periodista Alba TV

A propósito del Proceso Constituyente se ha presentado la disputa de la Fiscal General, Luisa Ortega -que es reconocida chavista-, y el gobierno. Queda la sensación que hay una intensa discusión en la interna del chavismo ¿En que momento se encuentra el chavismo?

Ella ha asumido un rol mucho más político. Dentro del chavismo se están dando debates fuertes y están saliendo voceros y voceros que se han apartado del chavismo. Nosotros asumimos que el proceso social y político que conocemos como chavismo es el encabezado por Nicolás Maduro. Los que se han ido o que están con posturas divergentes, y esto se profundiza en momentos de polarización donde hay traidores, cambios de posturas y gente que se suman a la derecha. Hoy en Venezuela no hay una tercera vía, el chavismo con su diversidad, con su complejidad, con sectores más burocráticos o más populares están identificados con el liderazgo de Nicolás Maduro, quienes están participando de la Constituyente y que están pidiendo paz para el país.

¿Ese proceso de discusión mantiene vigentes las “Tres R” (Revisión, Rectificación y Reimpulso) que planteó Chávez hace ya casi 10 años?


Son una orientación de principios y metodológicas, es una necesidad el revisarse y reimpulsar los procesos. Lo que nos toca en Venezuela es defendernos como país soberano y, como proceso social, profundizar la Revolución, cosa que no es nada fácil. Ahora no se puede negar que hay miradas diferentes en el chavismo, unos que creen en el Poder Popular y otros que no, y ahora nos lanzamos a generar iniciativas para profundizar la Revolución.

Ahora el contexto político de la región tampoco ayuda a bajar el nivel de tensión al interior de Venezuela

Podríamos decir que estamos algo acorralados. Creemos que este avance es momentáneo pero contundente que ha tenido la derecha en el continente, pero habrá que ver cuanto aguantan. A pesar de esto, el proceso de Venezuela tiene mucho vigor porque está en constante movimiento y se mantiene vigente el desafío de la construcción del Poder Popular.



vía:
http://www.elciudadano.cl/politica/a-cien-dias-de-la-movilizacion-opositora-en-venezuela-hay-que-recalcar-que-la-situacion-no-es-de-caos-ni-nada-parecido/07/16/

Brasil: Líder camponês é assassinado na Bahia.....MPA



Mais um companheiro que tomba na luta pelos direitos dos trabalhadores. Na tarde desta quinta-feira, 13 de julho, o líder camponês e quilombola, José Raimundo Mota de Souza Júnior é assassinado.




Júnior foi uma lutador incansável e defensor da Agroecologia. Foto: MPA

Educador popular, grande defensor da Agroecologia, das cisternas de placa, um companheiro de luta e vivência. Júnior é militante do Movimento dos Pequenos Agricultores (MPA) e morador da Comunidade Quilombola de Jiboia, município de Antônio Gonçalves-Bahia.

Júnior do MPA, como era conhecido, foi assassinado a tiros enquanto trabalhada no campo com um irmão e um sobrinho, ambos conseguiram escapar com vida. Vizinhos relataram que minutos antes de seu assassinato, “os caras” foram até a casa de Junior perguntando por ele, sem saberem da intensão, informaram que estava trabalhando na roça.

Por hora, o corpo foi conduzido ao Instituto Médico Legal (IML) em Juazeiro para exames de balística e amanhã, pela parte da tarde será velado. Lideranças locais e do MPA descrevem que foi uma repressão a luta e a organização que o companheiro assumiu no seu dia a dia.

Há pouco mais de um ano, um outro camponês militante do MPA e liderança da região foi assassinado a balas, conhecido como João Bigode era morador da Fazenda Santana. Depois do assassinato de João Bigode, Júnior temia que acontecesse o mesmo com ele.

Só neste primeiro semestre de 2017 já são 47 assassinatos no campo, um dos índices mais altos desses 32 anos que a Comissão Pastoral da Terra tem registrado os Conflitos no Campo.

Que Júnior permaneça presente em cada sopro de ousadia, em cada canto de esperança. Para que sua luta não sejam em vão, luta e resistência nestes tempos sombrios.

Por Comunicação MPA

Fonte: MPA - Brasil



vía:http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Brasil_Lider_campones_e_assassinado_na_Bahia

México-El Terror: Se buscan..Emergencia Nacional | Primera Parte...Coahuila






Coahuila, una de las entidades del país más castigadas por la violencia, concentra un dramático número de casos de desapariciones forzadas, en muchas de las cuales toman parte las fuerzas públicas. Pero al tamaño de la tragedia no le ha seguido una labor de la misma dimensión para hacer frente a este gravísimo problema, razón por la cual los familiares de las víctimas –a riesgo de quedarse sin empleo, ver rota su estructura familiar y perder todos sus bienes– decidieron asumir las investigaciones que las autoridades eluden. Este es el primero de una serie de reportajes, que incluirá otros estados, en el que Proceso ofrece un panorama de este infierno que no acaba.

Argentina: Represión en Pepsico




C5N | M1 El debate político #RepresiónEnPepsico - Programa completo emitido el Viernes 14 de Julio del 2017 - con Gustavo Sylvestre, acompañado por Alejandro Bercovich y Mariano Hámilton

- Invitados a mesa de debate - CLAUDIO MARÍN: CTA; MIGUEL BOGGIANO: Economista; DANIEL MOREIRA: PyME; LEANDRO SANTORO: PreCandidato Legislador Unidad Porteña.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------

WebSite MinutoUno: http://www.minutouno.com/contenidos/h...
Twitter Gustavo Sylvestre: ‏@Gatosylvestre - https://twitter.com/Gatosylvestre
Twitter Alejandro Bercovich: @aleberco - https://twitter.com/aleberco
Twitter minutouno: ‏@minutounocom - https://twitter.com/minutounocom?lang=es
WebSite C5N EN VIVO: http://www.c5n.com/#!/home
YouTube Canal C5N: https://www.youtube.com/user/c5n
WebSite ElDestapeWeb.com: http://www.eldestapeweb.com/contenido...
WebSite Ambito.com: http://www.ambito.com/
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Subí este vídeo sin ningún propósito comercial, solo de difusión.

Brasil: No hay pruebas en mi contra; que el pueblo me juzgue... Lula.../Periódico La Jornada



Afp, Dpa y Reuters

Periódico La Jornada



Sao Paulo.

El ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva reiteró este sábado que no hay pruebas que justifiquen su condena a nueve años y medio cárcel por corrupción, y afirmó que es el pueblo quien debe juzgarlo, mientras su defensa entregó a la justicia federal de Curitiba la primera respuesta formal contra la sentencia, en la que solicitó esclarecer omisiones, contradicciones y oscuridades prevalecientes en el proceso.

Mientras (los jueces y fiscales) no prueben nada contra mí, voy a recorrer este país para que ustedes me juzguen, dijo Lula durante un acto del Partido de los Trabajadores (PT) en esta ciudad. Me están juzgando políticamente, reiteró.

Están juzgando nuestro gobierno, las cosas que hicimos en este país, añadió el ex dirigente sindical, quien enfrentó a la dictadura militar (1964-1985) y colocó a Brasil en el mapa mundial al lograr sacar a 30 millones de la pobreza.

Este es su segundo discurso público desde que el miércoles pasado el juez Sergio Moro lo condenó a nueve años y medio de cárcel por corrupción y lavado de dinero. Además, lo inhabilitó para ocupar cualquier cargo público por 19 años.

La acusación afirma que es el propietario de un apartamento tríplex en el balneario de Guarujá, Sao Paulo, ofrecido por la constructora OAS a cambio de favorecer a la constructora en sus negocios con la petrolera estatal Petrobras. El inmueble, sin embargo, no llegó a estar a su nombre.


El viernes por la noche la defensa de Lula entregó la primera respuesta formal contra la condena. En un documento interpuesto ante la justicia federal de Curitiba, capital del estado de Paraná, presentó 10 cuestionamientos al juez Moro.

En el documento, la defensa cuestiona, entre otros cosas, la imparcialidad de Moro. Sostiene que ignoró pruebas y testimonios favorables al ex presidente, y que la pena es desproporcionada.

Los pedidos de la defensa de Lula tendrán que ser analizados por el juez, y después de que éste responda los cuestionamientos, los abogados del ex mandatario apelarán ante un tribunal de segunda instancia.

El ex presidente (2003-2010), quien enfrenta otras cuatro causas penales, puede apelar de la sentencia en libertad. Lula la atribuye a una estrategia para sacarlo del mapa electoral.

Condenarlo a prisión y dejarlo fuera de la contienda electoral respondería, según él, a una estrategia más amplia para destruir al PT, que en 2016 cerró un ciclo de 13 años de gobierno cuando su sucesora, la ex presidenta Dilma Rousseff, fue destituida por el Congreso, acusada de manipular las cuentas públicas y remplazada por el conservador Michel Temer.


vía:
http://www.jornada.unam.mx/2017/07/16/mundo/020n2mun

Indignado: Los mecanismos de dominación frente a las prácticas de libertad......Capi Vidal






La apelación a la "libertad" en nuestras sociedades modernas (o posmodernas, si se quiere) es constante. Tanto a un nivel político, para el buen funcionamiento de la democracia representativa (ya saben, la dominación más "amable" y autoasumida), como en el plano consumista y en el mercado capitalista, se apela a un sujeto libre, que supuestamente actuaría libremente para elegir una cosa u otra.

No hace falta demasiado recorrido para desmontar dicha falacia, ya que esa libertad de elección se ve estimulada, de forma también continua, precisamente para fomentar unas posibilidades de elección y adquisición preestablecidas. Los distintos dispositivos de poder, en el ámbito que fuere, hayan su legitimidad precisamente en esa aparente libertad ciudadana. Los anarquistas clásicos poco podían imaginar el gran nivel de sofisticación del que se han investido los mecanismos de dominación. Estos, incluso en el plano económico y productivo, acuden constantemente a la libertad del trabajador, y la utilizan en algunos aspectos, para incrementar su rentabilidad y asegurar la sumisión. Toda la sociedad de consumo, de forma obvia, está construida en base a una concepción del individuo supuestamente libre.

Si queremos libertad, debemos comprarla en el mercado, por mucho que nuestro nivel adquisitivo no alcance o, aún peor, paguemos un precio excesivamente alto, que no es precisamente el monetario. Si deseamos una vivienda o un coche de ensueño, tal vez no nos hemos detenido demasiado en el hecho de que para adquirirlo tenemos que emplear mucho tiempo de trabajo, que podríamos usar en aspectos más enriquecedores, en ese empeño. Lo que nos moldea como sujetos, nuestra conciencia e imaginario, está constituido por una serie de dispositivos sociales que haríamos bien en desentrañar. No existe una naturaleza humana determinante, somos producto en gran medida de un determinado contexto ambiental, por lo que nuestra voluntad supuestamente libre merece la pena siempre ser analizada. Las preocupaciones en el anarquismo sobre la libertad y el poder han sido constantes, las ha diferenciado bien de las meras concepciones del liberalismo, según las cuales desaparecida (supuestamente) la dominación, ya podemos hacer lo que deseamos. No es tan sencillo, se obvia aquí todo aquello que nos conduce a ese aparente "deseo", lo que nos convence de que ya somos "libres" y podemos actuar en consecuencia.

El anarquismo no puede entender la libertad simplemente como ausencia de poder, como una exclusión mutua entre ambos conceptos. Del mismo modo, su supuesta vinculación con el liberalismo se viene definitivamente abajo si entendemos que el mismo no preconiza acabar con la dominación, sino que establece un poder amable y sutil que estructura esos espacios aparentemente libres. El liberalismo, a pesar de las apariencias, asegura un nuevo escenario de dominación o, en otras palabras, asume que no existe cuando sencillamente la misma ya ha sido incorporada de forma más o menos invisible. No hace falta insistir en que el anarquismo es uno de los mayores movimientos sociales y políticos, sino el que más, que ha insistido en una concepción amplia de la libertad; consecuentemente, se ha preocupado y ha analizado los diversos dispositivos de dominación. Es por ello que estamos obligados, en una sociedad que cambia a ritmo vertiginoso, y en unos mecanismos de dominación cada vez más sofisticados, a seguir analizando y buscando prácticas de libertad innovadoras. Tal vez, ya no es tan sencillo como observar el poder como una gran losa sobre nuestras cabezas, que una vez desaparecida y gracias a un gran evento revolucionario puede traernos la sociedad deseada. Desgraciadamente, esta concepción clásica, aunque útil en el imaginario libertario en los aspectos de deseo para estimular la voluntad, resulta ya cuestionable a modo práctico en un escenario muy diferente.

La libertad, las "prácticas de libertad" libertarias, no puede ser solo una fuerza activada sin más ante la ausencia de obstáculos. Tal y como sostiene Tomás Ibáñez, con ecos de Foucault, hay que observar la libertad "como algo que se construye dentro de un campo de fuerzas". Desde este punto de vista, las prácticas de libertad edificarían su identidad en base a su contrario: el poder. Igualmente, hay que ver la libertad, no meramente como la consecución de un deseo, sino como una praxis creativa e innovadora, que a medida que se desarrolla abre nuevos campos y posibilidades. El anarquismo, dentro de esa concepción amplia y compleja de la libertad, siempre insistió en que su práctica solo se puede desarrollar en un determinado escenario social, económico y político. Es decir, la libertad no es un valor absoluto (concepción en la que se incurre a menudo en una visión vulgar sobre el anarquismo), sino que está vinculada y condicionada por otra valores, como la igualdad y la justicia. Del mismo modo, la libertad para el anarquismo no es individual, sino que está inscrita en lo social; mi libertad depende de la de los otros debido a que esa libertad es una de las condiciones indispensables para la propia relación social. El anarquismo no busca un espacio sin interferencias para ejercer la libertad, algo que nos remite a un supuesto estado ideal que hemos perdido, sino que se esfuerza en vencer las interferencias para construir un nuevo espacio libertario.

Es esto lo que se quiere decir cuando se afirma que el poder y la libertad se alimentan mutuamente: tal vez somos libres porque tenemos esa capacidad de rebelarnos y rechazar lo que obstaculiza nuestra libertad. Para una concepción clásica del anarquismo, puede resultar desconcertante esta visión sobre que las prácticas de libertad y el poder no existen el uno sin las otras. A pesar de ello, invitamos a la reflexión para buscar nuevas prácticas de liberación. Es más, precisamente es esa concepción de resistencia frente al poder lo que permite fusionar unas prácticas de libertad (no una concepción abstracta de la misma) con las posibilidades de liberación. Hay que observar la libertad como una práctica de resistencia, frente a cualquier mecanismo de dominación, que a su vez da lugar a una nueva realidad en el proceso en un permanente movimiento. Por buscar un nexo con pensadores clásicos, muchos de ellos ya insistieron en que la sociedad ideal nunca se alcanzaría, pero en su persecución es donde hayamos mayores cotas de libertad y liberación. Lo que debemos hacer también, como libertarios, es desenmascarar ese intento actual constante de instrumentalizar la libertad para ejercer nuevos formas de dominación. Tal vez, comprender que la liberación se desarrolla de forma antitética a la dominación, construyendo en el proceso nuevas realidades, pueda ayudar a hacerlo.

Capi Vidal

http://reflexionesdesdeanarres.blogspot.com.es/
Read more ...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2