viernes, 1 de julio de 2016

Chile: Vínculos políticos de las salmoneras....Manuel Salazar Salvo



La Décima Región de Los Lagos -formada por las provincias de Llanquihue, Osorno, Chiloé y Palena- ha congregado en los últimos veinte años a los principales productores de la industria salmonera, rubro que en el año 2014 exportó 566.250 toneladas de salmones y truchas por un valor de 4.361 millones de dólares, la segunda mayor fuente de ingresos para el país después del cobre. Los dueños de las mayores empresas del ramo se agruparon en una asociación gremial conocida como SalmónChile. La conforman 49 socios, nacionales y extranjeros. Diecisiete son empresas productoras y exportadoras, nueve son pisciculturas y fabricantes de ovas, y 22 son proveedores de alimentos, fármacos, laboratorios, servicios de logística y equipamiento, transporte, envases y veterinarios, entre otros. También existen decenas de pequeñas plantas productoras que venden salmones a las industrias más grandes o los comercializan por su cuenta en el resto del país.
En 2010 ya funcionaban en la zona más de 1.400 “granjas de salmones”, unos 200 centros piscicultores y cerca de un centenar de lugares de crianza. Había 2.561 licencias de acuicultura y otras 2.615 eran tramitadas para autorización. En menos de dos décadas irrumpió una pujante industria que hoy da trabajo a más de 70 mil personas. Las salmoneras modificaron el paisaje, transformaron las ciudades y produjeron múltiples efectos en los ecosistemas de la región. Las aguas del golfo de Reloncaví y las riberas de la Isla Grande de Chiloé se hicieron pequeñas para el crecimiento de las salmoneras y la llegada de miles de “emprendedores” que querían obtener beneficios de la nueva y boyante actividad productiva. Muy pronto, entonces, las salmoneras se extendieron al sur, hacia Aysén y Magallanes.
Las grandes empresas pesqueras afectadas por la baja del precio internacional de la harina de pescado y la cada vez mayor carencia de recursos como el jurel, la anchoveta y la sardina, empezaron a mirar con entusiasmo las potencialidades de la acuicultura y, específicamente, de la industria del salmón. De allí a decidirse a invertir en el rubro hubo sólo un paso. Hoy, varios de los principales grupos económicos de la pesca industrial están metidos de cabeza en los salmones y en otros cultivos acuícolas. La propiedad de las salmoneras se ha ido concentrando y es muy probable que en poco tiempo más los grandes conglomerados empresariales pesqueros controlen casi totalmente el rubro.

LAS DOCE PRINCIPALES

En 2015, sólo doce empresas exportaron casi la mitad de los salmones, por un valor superior a tres mil millones de dólares. Ellas fueron:
Aqua Chile: Sus controladores siguen siendo las familias Puchi y Fisher, posición que perderán en 2017 cuando la noruega Marine Harvest asuma la mayoría en el directorio, según acuerdo pactado entre ambas compañías.
Cermaq: Ex Mainstream. Desde octubre de 2014 es controlada por la japonesa Mitsubishi Corp., con operaciones en Canadá, Noruega y Chile.
Pesquera Los Fiordos: Desde 2010 es propiedad de Agrosuper, grupo económico que dirige Gonzalo Vial Vial que domina en Chile la producción de pollos y carne de cerdo, además de otros rubros alimenticios. Su hijo, Gonzalo Vial Concha está involucrado en un lío judicial con el hijo y la nuera de la presidenta Michelle Bachelet, a quienes pagó mil 200 millones de pesos por diversas asesorías financieras.
Multiexport Foods: Es controlada por José Ramón Gutiérrez Arrivillaga junto a sus socios Alberto del Pedregal Labbé, Martín Borda Mingo y Carlos Pucci Labatut, además de la sucesión de Hugo Pino Morán. Tienen una alianza estratégica con la japonesa Mitsui.
Camanchaca: Controlada por Jorge Fernández Valdés y Francisco de Borja Cifuentes Correa. La empresa también trabaja en la pesca industrial y en cultivos de ostiones, abalones y choritos. Factura cerca de 400 millones de dólares al año y es la segunda productora de harina de pescado, escoltando al grupo Angelini.
Blumar: Controlada por los grupos Sarquis y Yaconi-Santa Cruz, que en 2011 fusionaron las pesqueras Itata y El Golfo, dos de las más grandes del país. Ambos grupos poseen activos cercanos a los mil 200 millones de dólares y facturan anualmente unos 450 millones de dólares. Los Sarquis también tienen negocios inmobiliarios como Alto Macul, Lomas de Lo Cañas y Nueva Las Condes. Los Yaconi-Santa Cruz, por su parte, se constituyeron como grupo en 1970 por iniciativa de Manuel Santa Cruz, Hugo Yaconi, Jaime Santa Cruz, Mario Vinagre y Ernesto Noguera, cuando decidieron unirse para adquirir Lipigas, por medio de un proceso iniciado en 1975 con el surgimiento de la Empresa Nacional de Gas (Enagas), y culminó en 1981 con la adquisición total de la distribuidora. También son dueños de la multitienda ABC Din.
Ventisqueros: Desde el año 2011 la controla el grupo alemán Schörghuber.
Marine Harvest Chile: En enero de 2015 la noruega Marine Harvest anunció un acuerdo para fusionar sus negocios chilenos con AquaChile, operación que, al concluirse en 2017, dejará a la noruega con el control de la salmonera que encabeza Víctor Puchi. La nueva compañía será el vehículo para impulsar los negocios de acuicultura de ambas empresas en todo el continente, salvo Canadá. También dejará a la empresa dominando el negocio del salmón en Chile, con alrededor de 40% del mercado.
Tornagaleones: pertenece al holding de los hermanos Eblen Kadis, descendientes de libaneses. Son representantes en Chile, Perú y Bolivia de las marcas de vestuario Levi’s, Dockers, Calvin Klein y Van Heusen; controlan la inmobiliaria Costa Cachagua, incursionan en la producción de aceite de oliva y tienen una participación más que atractiva en Latam, ex Lan, donde años atrás compartieron la propiedad con la familia Cueto, Boris Hirmas y Sebastián Piñera.
Salmones Antártica: Filial de la japonesa Nissui.
Australis Seafood: Controlada por el grupo Quiroga, que encabeza Isidoro Quiroga Moreno, dueño de Asesorías en Recursos Hídricos S.A. y al menos otras ocho sociedades que poseen derechos de agua, sin utilizar, por más de 270 mil litros por segundo desde la provincia de El Loa, en el norte, hasta Palena, en la región de Los Lagos. Esto porque el Código de Aguas de 1981 entregó de manera gratuita, ilimitada y a perpetuidad, la propiedad del agua a privados, dejándole al mercado la tarea de asignar el recurso. En los últimos 26 años, desde el retorno de la democracia, el Código no se ha modificado. Los Quiroga mantienen un holding con inversiones en los sectores agrícola, minero, eléctrico, inmobiliario, bursátil y alimenticio.
Invertec Mar de Chiloé: En marzo de 2015 pasaron a controlarla los hermanos Izquierdo Menéndez, dueños de Alimentos Marinos S.A., Alimar, desplazando a los antiguos propietarios, los hermanos Montanari Mazzarelli, pioneros de la industria del salmón. Alimar es una de las operadoras más antiguas del sector pesquero y en 2012 se asoció con la noruega Mogster. El grupo Izquierdo Menéndez tiene sus principales inversiones en la fabricación de papel corrugado, el reciclaje y la generación eléctrica. Uno de los hermanos, Diego Izquierdo Menéndez, estuvo involucrado en el secuestro y asesinato del general René Schneider, comandante en jefe del ejército, en octubre de 1970.

PESCA INDUSTRIAL Y SALMONES

En SalmónChile están afiliadas otras dos importantes empresas pesqueras que tienen particular importancia por sus contactos y enorme influencia política:
Yadrán: Su principal accionista es Felipe Briones Goich, uno de los cinco hijos de Hernán Briones, fallecido empresario y dirigente gremial que financiaba la Fundación Pinochet, dueño del holding Invesa, controladora de Cementos Bío Bío, Cerámicas Industriales e Indura. En el directorio de Yadrán figuran Gastón Cruzat Larraín, Vicente Muñiz Rubio, Pedro Pablo Gutiérrez Philippi, Roberto Izquierdo Menéndez, Sergio Undurraga Saavedra y Sergio Colvin Trucco, ex gerente general del área celulosa de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC).
FrioSur: Es una pesquera que focaliza su oferta en la merluza austral, cojinova, congrio dorado y salmones. Sus dueños son la familia Del Río, propietarios de los holding Dercorp y Dersa, de la automotriz Derco -que representa las marcas Suzuki, Renault y Mazda-, accionistas de Falabella y de Cruzados S.A., la controladora del equipo de fútbol Universidad Católica. Los siete hermanos Del Río Goudie, -José Luis, Juan Pablo, Ignacio, Carolina, Felipe, Sebastián y Bárbara-, hijos de José Luis del Río Rondanelli, DC, fundador de Sodimac en 1982, poseen el 20% de las acciones de Falabella, equivalentes a unos cinco mil millones de dólares. Carolina, una de las hermanas con mayor responsabilidad en el grupo, está casada con Víctor Pucci Labatut, hermano de uno de los socios de la salmonera Multiexport. Felipe del Río, por su parte, el más político de los hermanos, fue intendente de la Cuarta Región entre los años 2000 y 2006, en el gobierno de Ricardo Lagos.
En 2010 los Del Río decidieron dividir Dersa y abrir caminos separados a los dos mayores rubros de la familia: Derco y la pesquera Friosur. La primera quedó bajo el paraguas del nuevo holding Dercorp y la segunda en manos de José Luis, Bárbara y Sebastián del Río. Para manejar Dercorp designaron al ejecutivo que había administrado Dersa en los últimos doce año: Edmundo Hermosilla, democratacristiano, ministro de la Vivienda entre 1994 y 1997 bajo el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

NEXOS POLITICOS

En 2010 uno de los principales ejecutivos de Aqua Chile era Felipe Sandoval, democratacristiano, vicepresidente de Corfo entre 1994 y 1997 y director de Chile Barrio desde mediados de 1997 hasta 2000, cargo en el que fue nombrado por Edmundo Hermosilla, ex ministro de la Vivienda que hoy trabaja para los hermanos Del Río de la pesquera FríoSur. Sandoval fue subsecretario de Pesca entre 2001 y 2006 y luego, en 2008, fue secretario de la “mesa del salmón”, creada por Michelle Bachelet para realizar las tareas que requería la aparición del virus ISA. Desde febrero de 2014 preside SalmónChile, la agrupación que reúne a los principales empresarios del ramo.
Sandoval reemplazó en la testera de SalmónChile a María Eugenia Wagner, democratacristiana, quien ocupó ese cargo entre enero de 2011 y enero de 2014. Ella fue jefa de finanzas de la pesquera FríoSur entre 1988 y 1991. En 1992 entró a trabajar a la consultora Aninat y Méndez Economistas. Cuando Eduardo Aninat fue designado ministro de Hacienda por Frei Ruiz-Tagle, en 1994, reclutó a Wagner como asesora. Luego, al asumir Ricardo Lagos, fue nombrada subsecretaria de Hacienda, en el Ministerio que dirigió Nicolás Eyzaguirre, actual ministro secretario general de la Presidencia. En el primer gobierno de Michelle Bachelet, fue directora de Finanzas del Ministerio de Obras Públicas, donde además estuvo a cargo de un proyecto de modernización institucional. Entre 2008 y 2010 María Eugenia Wagner estuvo en la plana ejecutiva del Hogar de Cristo y en 2010 fue presidenta del directorio de la Casa de Moneda. De allí saltó a la presidencia del directorio de SalmónChile, actividad que no le era del todo ajena pues estaba casada con Pablo Alvarez Tuza, director del Instituto de Fomento Pesquero a mediados de los 90.

BOLETAS MILLONARIAS

De todas las salmoneras, hasta ahora sólo aparece pagando altas sumas de dinero a políticos la pesquera El Golfo, hoy Blumar, propiedad de los grupos Sarquis y Yaconi-Santa Cruz. Entre ellos figura Pablo Longueira, impulsor de la Ley de Pesca, ex timonel de la UDI, ex ministro de Economía y ex candidato presidencial. La familia Yaconi es una de las principales financistas del Partido Demócrata Cristiano. El abogado Pablo Yaconi, sobrino del controlador del grupo, fue captador de recursos para la candidatura a presidente de Eduardo Frei Ruiz-Tagle en 2009.
El PDC y seis de sus senadores -Ignacio y Patricio Walker, Jorge Pizarro, Andrés Zaldívar, Eduardo Frei y Hossain Sabag- fueron piezas claves en la aprobación de la cuestionada Ley de Pesca en 2012, con la sola excepción de la senadora Ximena Rincón. Una de las razones que explicaron el comportamiento del PDC fue el histórico papel de financistas que han tenido dos de los principales grupos pesqueros: la familia Angelini (Corpesca-Orizon-SPK-Copec) y los Yaconi (Pesquera El Golfo, ahora Blumar). Sólo Angelini posee el 51% de las cuotas de captura mientras Blumar, es la segunda propietaria de las apetecidas cuotas de pesca.
El grupo Angelini, a través de Corpesca, Copec y otras empresas, entregó en los últimos años cientos de millones de pesos a políticos de diversos partidos para conseguir favores. Entre los supuestos receptores, según las investigaciones de los fiscales del Ministerio Público, hasta ahora figuran Pablo Longueira, Jaime Orpis, Pablo Zalaquett y Alberto Espina, todos de derecha; Rodrigo Peñailillo, Felipe Harboe, Carlos Figueroa y Eduardo Frei, de la Nueva Mayoría; Marta Isasi, ex diputada independiente; Andrés Velasco, de Fuerza Pública; y, Marco Enríquez-Ominami, del Partido Progresista

Manuel Salazar Salvo

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 853, 10 de junio 2016).


revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org
¡¡Suscríbase a PF!!

http://www.puntofinal.cl/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2