miércoles, 20 de julio de 2016

Chile: Destruyendo el sueño americano en Chile...Juan Ricardo Paves




A demonstrator holds a sign reading "the American dream is over" during a rally outside Wall Street in New York April 4,2009.     REUTERS/Shannon Stapleton (UNITED STATES BUSINESS SOCIETY IMAGE OF THE DAY TOP PICTURE)
imagen
No voy a perder espacio ni aburrirlos con las evidencias que unos a favor y otros en contra tenemos, con más o menos calidad, sobre el modelo de desarrollo chileno.
Solamente quiero decir algunas cosas desde la compasión. Compasión que es la que me ha permitido ir de a poco entendiendo a aquellos defensores del modelo, pero que, desde el punto de vista de sus vidas, miradas desde la mía, no tienen los supuestos beneficios del mentado modelo.

¿Por qué no luchar por todas las reivindicaciones de justicia social, de igualdad, de derechos sociales?
Primero la hipótesis, es que existe un sueño, como el sueño americano. Una utopía de prosperidad basada en el esfuerzo personal y personalísimo que a la vez se sostiene en la competencia entre los chilenos.Ese sueño ha existido dado las “condiciones favorables para el emprendimiento”, donde surgir y ser “más” significa tener acceso al consumo.
La vida depende de cada uno, la pobreza, la carestía, y la clase media es un estado del que se puede librar cada chileno compitiendo por ganar un escaso espacio en la prosperidad.
¿Por qué no luchar por todas las reivindicaciones de justicia social, de igualdad, de derechos sociales?
Porque eso le molesta a la elite que tampoco quiere que entren más personas a ocupar esos espacios. Y reacciona. Detiene la inversión, usa los medios de prensa para desatar las plagas de Egipto sobre el país.
La elite nos muestra a través de sus representantes a los flojos, comunistas aprovechadores, corruptos, socialistas que solo quieren destruir el país, como esos villanos de las caricaturas que quieren destruir un mundo en el que viven también.
La economía se desestabiliza, pero no lo suficiente para afectarlos a ellos, a la elite. Incluso ni siquiera tiene nada que ver con las cosas que pasan, sino, con como las cuentan. Chile está en el caos, hay que reconstruirlos.
Las personas que no han llegado a la “cima”, sienten, saben, que han esperado años de años. Saben que sus padres, sus abuelos, sus bisabuelos y quizás sus tatarabuelos, están apenas a unos peldaños de donde están ellos hoy. Pero tienen acceso al crédito, se ha vuelto de derecha, han adoptado el discurso de la derecha “verdadera” y de la nada, salen los comunistas, los ricos “progre” que empezamos a querer un país más justo según nosotros.
Les quitamos un sueño, una utopía en realidad. ¿Por qué ahora? ¿Por qué no cuando vivían sus tatarabuelos en el campo trabajando para un hacendado? ¿Por qué ahora cuando no lo han logrado ellos, cuando parecía que faltaba tan poco?
No es que crean que las cosas estaban bien, saben que estaban mal, pero en el fondo se quieren convencer que es solo su responsabilidad, que, esforzándose más, entonces podrán lograrlo. Que poniendo a sus hijos en colegios subvencionados con nombre en inglés lograrán alejarlos de los rotos y flaytes.
Pero el sueño se lo están robando, nivelando “para abajo”, ahora, justo ahora que parecía que podían ver en serio a los tatarabuelos desde la cúspide de la utopía capitalista.
Seguramente me costará que me entiendan, pero lo que pienso es que, si seguimos como ahora, nunca, nunca lo van a lograr. Algunos, claro, pero la mayoría podría convertirse en un tatarabuelo, que todavía podría divisar a ese tataranieto apenas unos pasos más allá.
Los entiendo, desde poder imaginar lo que es sentir un sueño truncado porque la ilusoria oportunidad que todavía no ha llegado, la van a interrumpir para que la mala raza de flojos y aprovechadores, los alcancen, sin el menor de los esfuerzos.

vìa:http://www.elquintopoder.cl/politica/destruyendo-el-sueno-americano-en-chile/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2