viernes, 22 de julio de 2016

Estados Unidos y Europa amenazan la vida humana con tratado de libre comercio



No importa si usted se muere, si se desata una crisis de salud, si atacamos al medio ambiente, si ponemos en riesgo la vida humana, animal y vegetal en el planeta, no nos importa, si obtenemos ganancias millonarias.

Así se podría resumir el espíritu del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP por sus siglas en inglés), que Estados Unidos está negociando con la Unión Europea (UE).

Un tratado donde EE.UU. quiere que se violen o se anulen las altas restricciones de seguridad europea para los productos que potencialmente puedan poner en riesgo la salud de las personas o que su efecto en la vida es aún desconocido.

Esta es la revelación que hace Greenpeace que tuvo acceso a los documentos de las negociaciones que se hacen en secreto entre los gobiernos estadounidenses y europeos.

El documento revela que ese tratado reduciría los estándares no sólo de seguridad alimentaria sino también medioambiental, con el único fin de obtener beneficios económicos.

El Tratado promete beneficios de 100 mil millones de dólares para la economía europea y estadounidense, y generación de empleos sin precedentes, por ende, el otorgamiento de mucho poder de decisión política y económica para las compañías privadas multinacionales que manejarán este negocio y que darán trabajo al sin trabajo.

A cambio de esto, hay que bajar el rigor a la autorización de productos que podrían ser nocivos para la especie humana. Desde pesticidas hasta alimentos de carne tratada con hormonas. Por lo menos son 800 millones de personas que podrían ser afectados por la generación de estos productos.

Al problema es de centenares de millones de habitantes tanto en EE.UU. como el viejo continente, pero la cuestión se agranda a nivel global porque estamos hablando de un tratado de libre comercio entre las dos potencias económicas más grandes del mundo, lo que crearía un monstruo económico que invadiría con sus productos e impondría reglas de producción al resto del planeta.

Este es un ejemplo de la hipocresía más vil de EE.UU. y sus amigos europeos, mientras el presidente estadounidense, Barack Obama acudió a la Cumbre de París en diciembre pasado comprometiéndose con 195 países a salvar el planeta (Acuerdo de París, para reducir emisiones contaminantes).

Hace unas semanas el señor Obama visitó a la canciller alemana, Angela Merkel, donde dejó claro que su prioridad es que se apruebe ya el Tratado de Libre Comercio (TLC), donde ¿adivine qué?, se viola el famoso acuerdo de París, ya que el TTIP no tiene en cuenta el reciente acuerdo parisino para reducir las emisiones de CO2, y así, contaminar al planeta a placer, al recibir miles de millones de dólares de beneficios.

Esta noche en ‘Detrás de la Razón’, ¿Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP), Tratado de Libre Comercio o Abuso mortal del Comercio?

Desde los estudios de Teherán, a las diez treinta de la noche; Londres, seis de la tarde, México y Colombia, doce del día; Madrid, ocho de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2