viernes, 2 de septiembre de 2016

Chile: AFPs... por qué no se terminan.. por Israel Campusano


afp
propia

Entonces echarán mano de la propiedad de los medios, de políticos comprados que aún no han sido pillados y del pariente del pariente, para que no le quede más opción ni al pueblo ni al Gobierno que una AFP estatal manteniendo el modelo y tranquilizando a la gente.


Seguramente en 2013 cuando las encuestas daban por ganadora a la actual mandataria, nadie creyó que ella de verdad intentaría llevar adelante un transformador programa de Gobierno. Es posible que algunos militantes de la DC pensaran que sería una mentirita para conseguir votos y luego seguir manteniendo el “gatopardismo” de hacer cambios, pero que en realidad no se cambiara nada. Sin embargo, al pasar los primeros 100 días de Gobierno y al ver que las metas de esos días se iban cumpliendo, muchos sectores prendieron las alarmas y se inició una feroz campaña político-comunicacional, desde el poder económico y los partidos, para que estos cambios no fueran tan drásticos.
Hoy algunos tratan de decir que la ciudadanía no quiere cambios tan radicales, pese a que nadie les ha dado el poder de interpretar su opinión, y en la oposición Axel Kaiser, el “regalón” de la “derecha en ruinas” como dice Fernando Villegas, intenta defender ideológicamente “el modelo”, aterrado ante la posibilidad de que la gente sin apellido ni “ojitos claros” crezcan en conciencia y sepan que les toca más de lo que les han dicho.


Y es que Kaiser critica cómo se ha manejado comunicacionalmente el tema de las AFP y en este punto tiene razón, porque ha sido sólo el amedrentamiento -primero por las armas, el terrorismo mediático de Pinochet y su esposa durante las décadas de los 70-80 y, posteriormente las presiones del poder económico- el que han permitido que una cortina comunicacional mantenga domada a las masas que son obligadas a dar alrededor de un 8% de sus ingresos para que especulativamente se les calculen pensiones indignas.
La derecha trata de aferrarse a algún salvavidas ideológico que justifique sus ansias por mantener los privilegios y “acabronarse” de algunas cosas que no les pertenecen, pero de las que hacen uso y explotación legal, todo esto sin importar que otros pierdan y sufran. Total, después se confiesan con algún curita, donan unas migajas y se sienten buenos otra vez, mientras los bienes nacionales que son de todas y todos les son cedidos a unos pocos para su enriquecimiento.


Lo que pasa es que los señores de “centro derecha”, como se dice, tienen que defender los intereses extranjeros porque históricamente le han entregado todo el país a los forasteros y hoy defienden el modelo con “garras con manicure” y dientes “arregladitos”, para que sus socios metidos en el negocio de las AFP les sigan pagando las comisiones -o como les llame- para seguir diciendo que los extranjeros son los justicieros del negocio de las AFP, porque así evitan que los políticos izquierdosos se roben la plata, omitiendo que estos pseudo-justicieros son los que se quedan con el premio gordo y los políticos centroderechistas son los que reciben las comisiones -o como quiera usted llamarle-.


La cosa es que el señor Axel Kaiser grita y vocifera acerca de no perder esta batalla de las AFP por no haberla defendido bien en los medios, porque los empresarios no leen a los autores que él lee y no pueden defender bien el modelo que, según Kaiser, es un pilar de la economía. Será un pilar de la economía de los amigos y cercanos en ideas a Kaiser, porque en Chile llegar a viejo es sinónimo de convertirse en pobre.


Pero los empresarios no leerán, sino que seguirán comprando o “instalando cabros” como ellos los denominan, es decir, otros “Kaiseres” que hagan la pega; pero el día en que los empresarios lean se les acaba la pega a los “Kaiseres”, probablemente. La importancia de esto es que personas como el ya mencionado o Peña son sólo una de las herramientas de esta “gran batalla” que están dando los grandes intereses tras las AFP, quienes intentan mantener sus privilegios o los de sus socios extranjeros hoy metidos en el negocio de las AFP -porque es un negocio no más, como siempre lo ha sido-.
Aquellos a los que les gusta la parada militar, el rodeo, los rosarios y los chalecos con alguna “marquita” en la parte izquierda del pecho, las mujeres de los gimnasios, aquellos de piel bronceada y aquellas de perlas en el cuello hoy están preocupados. Porque históricamente estos patriotas “para la foto” han entregado primero el salitre a los ingleses y hoy el cobre a los extranjeros, el oro a los estadounidenses y así, donando el bien común a la administración de las empresas cuyo fin es el lucro. Se les transfiere el manejo de elementos que son de todos y todas las chilenas. Sin ir más lejos, los recursos naturales hoy no están bajo nuestra soberanía porque ellos ya se las arreglaron para legalizar inmoralmente su explotación extranjera, recibieron su comisión o beneficio gigante para que luego “Kaiseres”, “Peñas” y otros, lo justifiquen ideológicamente.


Por eso no se terminan las AFP, porque ellos tienen desplegados a tipos que les defienden sus negocios con ideas copy-paste de universidades “del modelo”, de ojitos claros y mediáticos.
Los empresarios defienden las AFP en los medios, como dice don Axel, pero saben que no es suficiente, entonces echarán mano de la propiedad de los medios, de políticos comprados que aún no han sido pillados y del pariente del pariente para que no le quede más opción ni al pueblo ni al Gobierno que una AFP estatal, manteniendo el modelo y tranquilizando a la gente. Pero eso depende de la gente y no de los recursos de quienes han vendido el país a bajo precio y se han hecho ricos a costa de eso.
Los empresarios no leerán a los autores que lee Axel Kaiser, porque él es sólo uno de los medios para el objetivo real, “las ganancias” y su tremendo poder ilegítimo. A esas personas la ideología no les importa tanto, prefieren “hacer” y que después algún beneficiario de ellos justifique.
Hoy, la única ideología tras sistema de las AFP es el dinero, no las personas, ni el bienestar de los ancianos y mucho menos los postulados de los “Axeles Kaiseres”.



vía:
http://www.elquintopoder.cl/politica/afps-por-que-no-se-terminan/?platform=hootsuite

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2