jueves, 27 de abril de 2017

Ecuador: ¿por qué decimos no a microsoft office365?.....Santiago Garcia Gago

Santiago Garcia Gago

La Corporación Nacional de Telecomunicaciones de Ecuador (CNT) presentó el pasado 22 de marzo de 2017 con bombos y platillos su nuevo servicio CNT-Office365. Una alianza público-privada entre esta entidad estatal y la empresa Microsoft.
La CNT pretende “impulsar tu vida tecnológica al máximo” por “un mínimo precio”. Ofrecerá los siguientes servicios de Microsoft: la nube OneDrive, licencia de Office365 y 60 minutos de llamadas mensuales por Skype, todo por “5 $USD adicionales a cualquier plan móvil a partir de $12.99”.
https://twitter.com/CNT_EC
Pensamos que esta alianza es peligrosa y equivocada, igual de errada que si la firmara con Google for Business pero, ¿por qué tanto revuelo?
1. ¿Dónde está la alianza público-privada en este acuerdo?
La verdad que no lo sabemos porque la mayoría de estos acuerdos son privados y nunca trascienden a pesar de estar firmados por entidades públicas. Pero hasta donde sabemos es ofrecer 2 millones de potenciales clientes a Microsoft. Si de esos dos millones de usuarias y usuarios actuales de la CNT solamente 500 mil contrataran este servicio supondría una ganancia para Microsoft de 2.5 millones de dólares. ¿Dónde está entonces la ganancia para la CNT? ¿En ofrecer un servicio “atractivo” y con eso ganar más clientes? ¿Qué tipo de alianza es esa?
Alguien estará pensando que entonces por qué tanto escándalo. Al fin y al cabo es una empresa pública ofreciendo los servicios de una privada para quien quiera contratarlos. No es tan sencillo porque…
2. Microsoft facilita el espionaje
Como tenemos la memoria débil y los medios nos bombardean cada día con mś y más infromación ya se nos olvidó que Edward Snowden demostró que la NSA contaba con un sistema de vigilancia masiva de Internet llamado PRISM que, además, evidencia que Microsoft facilitó la explotación de agujeros de seguridad de programas como Skype. Y no, no lo hicieron para espiar a supuestos terroristas. Según la NSA todos somos supuestos espías y por eso recolectaron indiscriminadamente de todo el mundo a través de estas aplicaciones de Microsoft y otras compañías. Y subrayo lo de que las compañías ayudaron a la NSA a romper sus propios sistema de seguridad.
¿Eso no lo debería evaluar la CNT? Porque además…
3. Microsoft recopila tu información y la vende a terceros
No es sólo una cuestión de espionaje. Microsoft, al igual que todas las compañías que ofrecen servicios gratis trafican con nuestros datos personales. Y no lo decimos nosotrxs, lo ponen bien clarito en su política de privacidad las mismas compañías. Es probable que la CNT no se la haya leído, pero lo hicimos por ellos, para que tengan claro que le ofrece Microsoft a sus clientes:
¿El software recopila mi información personal?
Si conecta su dispositivo con Internet, algunas características del servicio o software pueden conectarse con Microsoft o con el sistema informático del proveedor de servicios para enviar o recibir información. No siempre recibirá una notificación independiente cuando esto ocurra. Si decide utilizar alguna de estas características, acepta enviar o recibir esta información cuando utilice esta función.
¿Cómo utilizamos su información?
Microsoft utiliza la información que recopila a través de las características del servicio y software para actualizar o corregir el servicio y el software y para personalizar de otro modo la experiencia del usuario o para mejorar nuestros productos y servicios. Nosotros podremos utilizar esta información que recopilamos para identificarlo y ponernos en contacto con usted. En algunas circunstancias, también la compartimos con otras personas para mejorar nuestros productos y servicios. [...]. También compartimos datos con las filiales y subsidiarias controladas por Microsoft, con los proveedores que trabajan en nuestro nombre, cuando las leyes lo requieran o para responder a procesos legales, para proteger a nuestros clientes, para proteger vidas, para mantener la seguridad de nuestros productos y para proteger los derechos o la propiedad de Microsoft. Acepta que podremos utilizar y revelar la información como se describe en nuestra Declaración de privacidad.
Si vamos a la referida Declaración de privacidad de Microsoft actualizada en febrero de 2017 nos encontramos este interesante párrafo acerca de dos de los servicios ofrecidos por la CNT.
“Cuando usa OneDrive, recopilamos datos sobre el uso que hace del servicio, así como el contenido que almacena, a fin de proporcionar, mejorar y proteger los servicios”.
“Skype: como parte de la prestación de estas funciones, Microsoft recopila, usa y comparte datos personales, incluyendo los datos sobre sus comunicaciones”.
Por si no quedó claro “recopilan, usan y comparten datos personales incluyendo datos de tus comunicaciones de Skype”. Y una empresa pública como CNT ofrece este servicio promocionándolo como “un impulso de nuestra vida tecnológica”? Claro, es que es muy barato,...
4. Pagamos con nuestros datos
Tras el gancho publicitario de la compañía, no tan ínfimo si calculamos que podrían ganar millones de dólares, se esconde el verdadero motivo de esta alianza. No les interesa lo que pagues, podrían dártelo gratis porque te cobran con tus datos.
Esos datos que aceptas regalar cuando aceptar usar la aplicación. Las aplicaciones gratuitas nos salen muy caras. Nuestros datos no son una mercancía.
“Los datos que ponemos a disposición de las compañías privadas tienen una particularidad diferente: son altamente procesables y pueden producir cambios notorios en nuestras vidas. Nuestros datos constituyen nuestra auténtica humanidad; venderlos es aceptar convertirse en una especie de cartel publicitario interactivo.”
Artículo de Evgeny Morozov profesor visitante en la Universidad de Stanford y profesor en la New America Foundation, en ElPais.es.
Entendemos que este extremo no le importe a una empresa privada, al fin y al cabo se fundó para lucrar por encima de cualquier cosa, incluso de los derechos de las personas. Pero…
5. La CNT es una empresa pública
Estamos de acuerdo en que la CNT no obliga, sólo sugiere este producto. Pero el Estado, como toda entidad pública, debería mirar por el interés de sus ciudadanos, no por el de las empresas privadas. De hecho cualquier empresa privada no firma un negocio que perjudique a sus accionistas. En este caso, los ciudadanos somos los “accionistas” de las empresas públicas, por lo tanto el Estado debería velar en primer lugar por nuestros intereses. Y no es cuestión de que esta propuesta afecta “sólo” a los clientes de la CNT, porque el problema trasciende a esos clientes ya que es una empresa pública.
Entonces, dejamos a los clientes de la CNT sin estos servicios, no porque…
6. Hay alternativas
Hoy por hoy hay varias iniciativas libres y autónomas que hacen lo mismo, o parecido, que Office365. Por ejemplo OwnCloud o Nextcloud. Son aplicaciones que incluso pueden instalarse en servidores propios, y al ser libres podemos auditarlas. Eso significa que sabemos cómo funcionan y nos podemos asegurar que no mandan información privada a terceros. Alguien dirá que no son tan completas como Office365 y quizás tengan algo de razón. Pero perfectamente podrían mejorarse con los recursos que los clientes de CNT entregarán a Microsoft y estaríamos fortaleciendo iniciativas que nos permiten mantener nuestras comunicaciones digitales seguras y autogestionadas al margen de los grandes monopolios.
7. La nube no existe
Cuando subimos algo a la “nube” significa que lo estamos poniendo en la computadora de otro. Ese otro lucra con anuncios en la plataforma, vende nuestros datos a terceros o los regala a las agencias de seguridad. De eso viven. ¿No sería mejor tener los datos en nuestros propios servidores? Los ejemplo de plataformas que mencionamos anteriormente se pueden instalar en servidores propios, que podrían ser del Estado o de empresas cooperativas apoyadas con fondos públicos. Y cuando hablamos del Estado, nos referimos a todos los ciudadanos de un país, no hablamos del Gobierno. Eso significa que podrían estar auditados por la ciudadanía y buscar la forma de garantizar que todos los datos se guardan cifrados para proteger la privacidad de quienes los usan. No queremos nuestros datos en manos de empresas ajenas y tampoco de Gobiernos propios.
Porque esta situación…
8. No sucede sólo en Ecuador
Cuando Mauricio Macri, recién electo presidente de Argentina, fue a su primera reunión del Foro Mundial de Davos (ese donde ricos, políticos y empresarios diseñan los designios económicos del mundo), ¿saben con quién se reunió primero? Sí, con Microsoft que le ofreció regalar software a los estudiantes argentinos y luego con Facebook para un programa piloto de “modernización digital” del Estado llamado Facebook at Work que, básicamente, era gestionar la mayoría de datos y comunicaciones públicas sobre servidores y plataformas de Facebook (?).
Entenderíamos estos acuerdos en el marco de un gobierno como el de Macri, pero ¿en Ecuador?
9. Discurso contradictorio
El Gobierno ecuatoriano que hasta abril de 2017 encabeza Rafael Correa tiene un discruso contradictorio en muchos aspectos, también en el tecnológico. Dentro de este doble discurso el presidente hizo un alegato público a favor del software libre en este video pero firmó en 2008 el decreto 1014 que “sugiere” al Estado el uso de alternativas libres. Pero como sólo sugiere quedó en papel mojado para la mayoría. Aunque es cierto que algunas entidades se lo tomaron en serio y han migrado casi al 100% de sus servidores y equipos de escritorio como el Misterio Coordinador del Conocimiento y el talento humano es verdad que el resto van muy por detrás.
Ecuador fue además un ejemplo mundial cuando desde instituciones públicas se convocó el FLOK, un proceso innovador pare repensar la economía y la sociedad desde el “bien común”. El Gobierno ganó las elecciones de 2013 con la promesa de migrar de una matriz productiva extractivista a la economía social y diversa del conocimiento libre y abierto. Pero luego, su institución bandera de ese proceso como es Yachay, la Universidad del conocimiento, firmó uno de sus primeros convenios con Movistar y luego con Microsoft. Y ahora, la CNT se casa con Office365.
Quizás no es posible hacerlo de otra forma, pero…
10. Se puede intentar
Por no hablar de Europa, donde varios países y municipios legislan en favor de la protección de datos y se decantan por el uso de tecnologías y software libre en beneficio de sus ciudadanos (también pensando en lo que se ahorran en licencias), en América Latina tenemos el caso de Bolivia. Con sus más y sus menos ha hecho una apuesta clara por el software libre y por Ley ha comenzado la migración de sus entidades públicas.
De hecho, ¿nunca te has preguntado por qué mientras Microsoft y otras compañías similares llegan a acuerdos de este tipo con gobiernos por todo el mundo, la administración pública del gobierno se su propio país, los Estados Unidos, NO usan este tipo de herramientas en sus empresas o administraciones públicas? ¿Por qué será?
El objetivo de fondo de toda esta discusión no es si usamos un software u otro. Se trata de obligar a los gobiernos a no aceptar la “inversión privada” a costa de los derechos de tus ciudadanos. Aunque si son capaces de concesionar territorio nacional para que lo exploten mineras extranjeras por encima de los derechos de su naturaleza y quienes habitan en ella, qué no harán con la tecnología.
Este acuerdo es un paso atrás en el camino hacia la soberanía tecnológica. Lo peor de todo es que parece no importarle a nadie. La gente presumirá ahora de “tener una nube de 1 terabyte por 5 dólares. Por eso, como dice Joan Subirats, debemos “politizar la fascinación tecnológica”.
Como nota anecdótica, pero muy significativa, ¿te has fijado que todos los que están firmando este acuerdo son…¡hombres!?
https://twitter.com/CNT_EC

vía:
https://radioslibres.net/article/por-que-no-a-microsoft-office365/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2