sábado, 29 de abril de 2017

Argentina: Justicia y policía en el caso Araceli...el Estado es responsable...lavaca.org

Al menos tres policías de la comisaría 5 de San Martín están siendo investigados por su colaboración en el ocultamiento del femicidio de Araceli. La fiscal había interrogado tres veces al principal sospechoso, que ahora está prófugo. La casa donde encontraron los restos ya había sido allanada. Cronología de un operativo desastre.


El ocultamiento del femicidio de Araceli contó con la colaboración de la policía bonaerense y fue tan evidente que a horas de encontrarse su cuerpo Asuntos Internos tuvo que comunicar que separó de sus cargos a tres efectivos: el subcomisario Hernán Humbert, el oficial principal José Gabriel Herlein y el numerario Elián Ávalos, hermano de uno de los detenidos. Todos pertenecen a la comisaría 5 de San Martín, la misma en la que la familia de Araceli Funes presentó la denuncia de su desaparición hace ya 27 días.
Desde entonces, la investigación judicial dirigida por la fiscal Graciela López Pereyra tuvo tres líneas de investigación sucesivas, según se iban desmoronando las hipótesis:
  • La primera fue no hacer nada, ya que se instaló la versión de que Araceli “se había ido de gira”. Es decir, que estaba consumiendo droga.
  • La segunda se activó a partir del caso Micaela y su repercusión. Ahí se instaló la hipótesis de que se había fugado tras una discusión familiar. La falsa declaración de un camionero diciendo que la había trasladado, acompañada por un muchacho y con intenciones de ir a Brasil, ayudó a consolidar esta línea.
  • La tercera fue investigar a la familia de Araceli: uno por una. Era la que estaba profundizándose al momento del hallazgo del cuerpo.
El cuerpo de Araceli fue encontrado en la casa de la madre de Darío Badaracco, principal sospechoso del femicidio que hasta el momento está prófugo. La orden de requisar esa casa fue dada por el juzgado al comienzo de la investigación, pero la policía dijo no haber encontrado nada. Badaracco declaró tres veces ante la fiscal Graciela López Pereyra, la última en la misma mañana del hallazgo del cuerpo, y a pesar de que resulto sospechoso, no fue retenido. Fue entonces cuando el papá de Araceli gritó: “Tienen un sospechoso y lo mandan a tomar mate”.
Faltaban aún dos horas para que los perros de los bomberos de Punta Alta se sentaran inamovibles en una losa recientemente construida en la vivienda de la calle Alfonsina Storni 4.477, de San Martín, que queda a unas 12 cuadras de la casa de Araceli y a menos de 10 de donde en ese momento estaban volanteando sus familiares y amigos.
Darío Badaracco, principal sospechoso del femicidio de Araceli. Hasta el momento está prófugo.
Operativo desastre
La cronología del desenlace describe por sí misma el accionar judicial y policial en este caso:
  • El alerta llegó a través de una llamada al 911 el jueves al mediodía.
  • Por la tarde se hizo presente el personal policial en la casa, los perros alertaron y se dio intervención a la policía científica.
  • Se encontraron así pelos de Araceli en el camión que maneja Badaracco.
  • El viernes a la mañana la fiscal le tomó declaración al sospechoso. Badaracco declara que tuvo sexo con Araceli en el camión; luego, ella se bajó y no sabe a dónde fue.
  • Se ubica así, por los datos que aporta, como la última persona en haberla visto con vida.
  • La fiscal lo deja ir, pero ordena un allanamiento.
  • Badaracco se escapa.
En el acta policial que da cuenta de su fuga el apellido Badaracco está escrito con v corta. Ahora Asuntos Internos investiga si con ese error se libró su orden de captura.

vía:
http://www.lavaca.org/notas/justicia-y-policia-en-el-caso-araceli-el-estado-es-responsable/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2