miércoles, 11 de abril de 2018

Palestina-Israel: Sangre en Tierra Santa, Israel, Estados Unidos y Trump utilizan el símbolo Nazi



Continúa derramándose la sangre en Tierra Santa. El ejército del régimen de Israel sigue matando a los palestinos en Franja de Gaza como si fueran premios de tiro al blanco con el que, además se jactan y se vanaglorian del honor de sus fuerzas armadas. Segunda semana de protestas que empezaron en el “Día de la Tierra Palestina”, 30 de marzo, fecha que los palestinos conmemoran la muerte de 6 de sus mártires en 1976 que exigían el derecho de regresar a sus tierras palestinas, quitadas y arrebatadas por Israel, el día de la catástrofe o Nakba en árabe, el 14 de mayo 1948, que es justo el día en que los palestinos planean desembocar toda esta serie de manifestaciones de hoy. Van dos viernes y como resultado ya son 30 muertos y casi 3000 heridos, en tan solo dos semanas que miles de palestinos han vuelto a levantar la voz para que el mundo los escuche y defienda su razón. En 1948, de acuerdo a cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 700.000 palestinos fueros despojados de sus casas y echados de lo que hoy el régimen de Israel presume de ser suyo. La ONU considera a estos despojados como refugiados, y con cifras también de las propias Naciones Unidas, la descendencia de esos palestinos, considerada también refugiados, asciende a 6 millones. Palestinos sin casa, sin techo, sin patria, sin suelo, que fueron echados de su propia tierra madre. Ya sea hoy, mañana, pasado mañana u otro día, volveremos a Bayt Daras. Regresaremos a Palestina y liberaremos a Al-Aqsa, y a toda Palestina, con la voluntad de Dios, grita uno de los palestinos con esperanza de algún día regresar. Pero hoy, por protestar, la represión de Israel es despiadada, todo el que se acerque a 300 metros de la valla que señala el más grande encierro del mundo, Franja de Gaza, se expone a perder la vida. En estos días, los soldados israelíes han jalado del gatillo a placer. Como en una feria, caen los palestinos. “Muy bien por nuestros soldados que protegen las fronteras del país y permiten que los ciudadanos israelíes celebren las festividades en paz. Israel actúa enérgicamente y con determinación para proteger su soberanía y la seguridad de sus ciudadanos", les felicita Netanyahu. Israel prácticamente es como la Alemania Nazi del exterminio. No lo digo yo, lo dijo un propio israelí que además fue Presidente Interino de Israel y un teniente del ejército israelí, Avraham Burg, quien hizo la comparación precisa: “Israel no debería ser un estado judío, su ley de retorno que otorga la ciudadanía a cualquier judío debería ser radicalmente alterada, los árabes israelíes son como los judíos alemanes durante el Segundo Reich y que toda la sociedad se siente inquieta como Alemania justo antes del ascenso de Hitler”, aseguró el político israelí en 2008 al New York Times, imagínese usted, como estaba viendo a los cómplices de las atrocidades. Si a la receta le agregamos la declaración de otro judío súper poderoso, como Henry Kissinger quien dijo que en 2022, Israel desaparecería, las cosas comienzan a cuadrar, porque parecería insostenible cualquier sociedad que tratara de imponer y habitar entre los aborígenes de cualquier lugar. O se mezclan de verdad o los exterminan, pero así no. En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, doce del día, y Colombia, una de la tarde. Por Roberto de la Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2